Si Twitter no se hubiera llamado Twitter…

Las redes sociales han irrumpido en nuestra vida y lo han cambiado todo. No sólo ha variado la manera en la que nos comunicamos y nos informamos de lo que ocurre, también hemos introducido nuevas palabras y expresiones en nuestro vocabulario.

Cualquiera que tenga una cuenta en Twitter le ha dicho a sus amigos: «he leído un tuit muy interesante». Tuitear se ha convertido en uno de los nuevos verbos más utilizados en el contexto on-line ¿Os imagináis qué habría ocurrido si en lugar de Twitter el nombre de esta red social hubiera sido otro?

Esto no es sólo una hipótesis. El creador de Twitter, Jack Dorsey, tenía en mente un nombre distinto para su idea. Resulta que él está enganchado a una bebida a base de té saborizado. El nombre de la bebida en cuestión es Quickly y estuvo a punto de convertirse además en una red social. Pero existían unos inconvenientes. El primero de tipo legal. Usar un nombre de una marca ya existente le podría haber generado un conflicto con la empresa que produce esta bebida.

Anuncio de la bebida Quickly

Pero hay algo más. Hablando de vocabulario, en Estados Unidos se utiliza de manera coloquial la palabra quickly para referirse a lo que aquí entendemos por aquí te pillo, aquí te mato. Seguramente, tuitearíamos con más frecuencia, ¿no os parece? Elegir un nombre no es tarea fácil y hay que ir con ojo con las connotaciones que pueden asociarse a las palabras.

Autor: Sofia Paez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *