¿Se puede llevar el eBook a la playa?

Hace unos pocos años, encontrarse a alguien leyendo un libro en la playa en un soleado día de verano, era algo bastante típico de encontrar. Con la llegada del eBook, ya no resulta tan frecuente como antes. No es de extrañar, ya que va perdiendo sentido trasportar hasta Porno porno izle hd Porno Sex izle porno la playa un tocho teniendo en cuenta que, una de las ventajas más importantes de un eBook, es lo poco que ocupa y lo fácil que es de transportar, es decir, la movilidad.

Es normal que, si has adquirido uno de estos aparatos recientemente, te preguntes si se puede llevar a la playa, así que vamos a procurar dar respuesta a esa inquietud.

La respuesta rápida es sí, se puede llevar un eBook a la playa. A parte de la ya citada característica de la movilidad – un eBook es mucho más fino que un libro -, hay que tener en cuenta que las pantallas de muchos de ellos están preparados para leer incluso cuando hay mucho sol. Eso se debe a que usan una tecnología conocida como tinta electrónica, con lo cuál no deberías tener ningún inconveniente a la hora de leer. Sin embargo, seguramente, lo que más te preocupe al respecto, es la seguridad física de este aparato, lo cuál es normal teniendo en cuenta que has tenido que invertir en él aunque no sea muy caro.

Para tu tranquilidad, te alegrará saber que, ante la posibilidad de que se moje o se ensucie con arena, hay forma de prevenirlo. Existen fundas con cremallera – algunas de ellas acuáticas -, que protegerán tu eBook ante estos dos factores. A parte de eso, basta con que tomes la precaución de no perderlo de vista, o, al menos, de pedir a alguien que lo vigile en tu ausencia. Teniendo eso en cuenta, no hay nada que te impida disfrutar de tu eBook durante tus escapadas a la playa.

Fuente imágenes: Xataka

Autor: Emilio Garcia

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Me imagino que el verano es escaso en temas de interés o sitios en los que inspirarse. Está claro que alguna debe ser la causa para que alguien piense en escribir un artículo para afirmar con rotundidad que se puede llevar el eboook a la playa y comprarle una funda.
    Me imagino que la próxima semana hará un estudio en profundidad sobre la posibilidad de llevarse también el smartphone

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *