Relaciones: profesiones que nos “gustan”

Hay tíos que nos gustan por su profesión, es un hecho comprobado. Da igual que en realidad no sea muy guapo, que si se dedica a eso seguro que no para de ligar ¿Cuáles son esas profesiones?

Seguro que tienes algún amigo o algún integrante de tu lista de ex (lo que sea: novios, rollos, ligues de una noche) que entra dentro del perfil que tratamos hoy. Es el típico que no es demasiado guapo, ni puede que demasiado simpático (incluso –atención– puede que sea un borde) pero liga de una manera impresionante, tanto que ni tú pudiste resistirse ¿Por qué? Por su profesión.

Y no es que ganen un montón de dinero, de hecho muchos de ellos seguramente sean unos muertos de hambre pero su profesión nos sugiere cosas que despiertan nuestros sentimientos de deseo. Sugieren fuerza, atrevimiento, creatividad, riesgo, protección, diversión…o a saber qué, pero el caso esPorno Sex izle Mobil Porno porno izle porno que es conocer a uno de ellos y básicamente, ponerte cachonda.

¿De qué profesiones estamos hablando?

Fotógrafos: son los reyes de las redacciones. Da igual que sean guapos, altos, bajos, simpáticos o unos bordes. Son un imán para las tías y en cuanto sacan la cámara, siempre tienen a unas cuantas sonriendo y pestañeándoles. Lo peor, que ellos conocen su poder. Otro subgrupo relacionado con ellos, aunque con un poco menos de poder de atracción es el de los cámaras de la tele. En serio.

Los músicos: ya puede ser un matado que tenga un grupo que lo más lejos que haya llegado es a tocar en el garaje de su tío Manolo. Si sabe tocar un par de canciones en la guitarra y poner la pose adecuada, será capaz de ligarse a cualquier tía. Y si no, piensa en todos esos cantantes y músicos que conoces y que se han hartado de tirarse a todo lo que se mueve (de algo viene el fenómeno groupie), como por ejemplo: Mick Jagger, el cantante de Aerosmith o los hermanos Gallagher. Más feos que pegarle a un padre, pero especialistas en mover la cadera. Ahí lo dejo.

Los bomberos: esto claramente es un mito alimentado por el cine y sería recomendable echar una ojeada al cuerpo de bomberos de nuestras ciudades antes de volvernos locas al escuchar ‘bomberos’. Pero es uno de los mitos eróticos más extendidos aunque ¿Alguien conoce a algún bombero? ¿Existen realmente?

Camareros de garito nocturno: obviamente, no nos referimos a los camareros de la cafetería donde vas a tomar el café con tu tía, vestidos con camisa blanca y pajarita. Nos referimos a los camareros de locales nocturnos que sonríen cuando te ponen la copa, te invitan a cosas y levantan barriles de cerveza como quien coge a un gatito recién nacido. La erótica de la barra de bar, no hay que olvidarla nunca.

DJs: suponiendo que ser DJ sea una profesión (es broma, es broma), la incluimos en la lista de las que ponen cachonda. Los DJs suelen ser tíos feuchos, que han tenido una adolescencia más bien desgraciada en el tema sentimental y que se refugiaron en la música para superar su frustración. Ahora saben mucho de música y son capaces de controlar tus impulsos amorosos con una combinación de canciones bien elegidas. Todo el asunto es bastante patético, pero real como la vida misma, especialmente en el sector del moderneo/indie.

Diseñador gráfico: ahora están un poco de capa caída, por cuestión de saturación del mercado, pero hubo un momento en el que las ciudades fueron suyas. Fue la profesión del futuro. Los diseñadores son modernos, tienen buen gusto y pinta de ordenados, además de conversación interesante. Las gafas de pasta son un aliciente también, aunque ahora ya las llevan hasta los pokeros que pasan su fin de semana en los polígonos. Es lo que hay.

Imagen de “Blue Valentine”

Autor: Carmen Lopez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *