Receta suecas: Medallones de patata con brócoli y albóndigas

La gastronomía sueca es muy parecida a la de Noruega y Dinamarca. Comparada con la española, es muy simple, y abundan los pescados, coles, patatas y nabos. Uno de los platos principales son las albóndigas, al y gracias  a tiendas como Ikea, se va conociendo poco a poco un poco más acerca de la cocina escandinava.

Si te encanta la verdura, y quieres mantenerte en la línea, te recomendamos que pruebes los medallones de patata y brocoli. Este plato vegetariano se compone de patatas, puerros, brócoli, queso y cebolla. Es ideal para servir como acompañamiento de pescados, carnes, o comerlo solo.

Ingredientes:

  • 2 puerros picados
  • ½ cebolleta picada
  • 1 cucharada  de aceite de oliva
  • 90 gr de patata cocida
  • 1 cabeza de brócoli cocida y desmenuzada
  • sal y pimienta al gusto
  • 4o gramos de queso parmesano
  • 300 gramos de queso mozzarella

Preparación:

Hierve las patatas y deja que enfríen, luego corta en dados. Haz el brócoli al vapor durante unos 5 minutos. Mezcla el brócoli, la patata y el queso, hasta que la masa esté uniforme. Con un molde circular, haz los medallones e introduce en el horno durante 20 minutos a 200 grados.

 

Albóndigas suecas:

  • 750 g de carne picada de ternera o de cerdo
  • 1/2 cebolla grande
  • 30 g de mantequilla,
  • 80 ml de leche
  • 25 g de miga de pan
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada molida
  • 1/2 cucharadita de cardamomo molido
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida
  • Aceite de oliva para freír.
  • Para la salsa:
  •  90 g de mantequilla
  • 40 g de harina
  • 10 ml de caldo de carne
  • 100 ml de nata ligera para cocinar.

 

Preparación: 

Pon mantequilla en una sartén y deja que empiece a derretir. Rehoga la cebolla picada finamente durante unos minutos. Reserva y deja que enfríe. En un bol echa la miga de pan con leche y deja que repose unos minutos, cuando esté la cebolla blanda, tritura en la batidora.

Ahora debes echar la carne picada, la sal, la pimienta negra, la nuez moscada y el cardamomo molido. Luego agrega el huevo batido, la leche con pan y la cebolla caramelizada. Remueve para que se integren los ingredientes. Ahora forma las albóndigas, fríe en mantequilla o aceite de oliva.

Para hacer la salsa, prepara en una sartén, derrite la mantequilla, añade la harina y cuece por unos minutos hasta que coja un color oscuro como el café. Añade le caldo de caldo, remueve para que no se formen grumos y deja cocer por cinco minutos. Agrega la nata y cuece durante 15 minutos.

A la hora de servir, puedes hacerlo con salsa de arándanos y puré de patata como guarnición.

 

Imagen: gourmetsindas.com

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *