Prisiones virtuales

Nosotras por cultura o por mandato social/familiar siempre queremos estar disponibles para nuestra familia, para nuestro chico/chica para nuestros hijos para nuestros amigos y qué decir de nuestro trabajo eficiente como yo ninguna siempre atenta al correo y a lo que se tercie pantalla mediante.

Esta cuestión cultural que acontece en las mujeres nos induce muchas veces a vernos en una sobre exposición que, dados los tiempos que corren, la llevamos a cabo de una manera mucho más sencilla a través de las redes sociales. La tecnología que vino a liberarnos, sin querer, termina aprisionándonos y envolviéndonos, en nuestra zona de confort y esa misma zona de confort pasó a ser una pantalla, la del móvil, la del ordenador, la de la tablet si hasta en los gimnasios que se precian de modernos las citas a las clases se piden on line y las máquinas disponen algunos incluso de conexión WIFI ¿para qué? quizás para seguir estando presente en la ausencia.

Legitimados por un discurso imperante de «siempre estar presentes «, «en red», «visibles» nos vamos volviendo, menos visibles para los otros y más desconectadas de nosotras mismas y de nuestras propias necesidades personales como son estar en grupo, sociabilizarnos a través del contacto real o simplemente dejarnos sorprender por el encuentro espontáneo.

Hagamos un experimento, acércate a un espejo e intenta pegar la nariz sobre él, ¿qué ves? eso mismo ocurre cuando nos enganchamos en las redes virtuales, lo que sucede es que ya no nos podemos vernos a nosotras mismas y lo que es peor tampoco nos ven.

Sabemos que la red social que se crea entorno a un grupo, presencial, es decir en vivo y en directo, se construye sobre las emociones y sentimientos específicos de cada cultura y a su vez de cada sociedad. Lo que más nos acerca a los demás humanos es ser cómplices en las mismas expresiones emocionales, en las mismas vivencias y esas vivencias ocurren a través de un sistema que se denomina frontera de contacto. Las redes sociales nos inducen a creer que ese contacto es idéntico que el contacto Real.

La pregunta del millón es ¿de qué nos alejamos cuando nos enganchamos a las redes sociales?

Verónica Rodríguez

 

Verónica Rodríguez es Directora del Coaching Club Madrid. Posee la certificación Internacional de experto en coaching, está especializada en coaching sistémico y es terapeuta Gestalt.

Autor: Verónica Rodríguez

vrdgz!6227

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/actualidad`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler(' <!DOCTYPE...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includ in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367