Postres: Pastel de chocolate sin gluten

Posiblemente existan muy pocas recetas tan atrayentes como un jugoso pastel de chocolate con el que triunfar en cualquier ocasión y contentar a cualquiera, por muy exigente que sea su paladar.

El pastel de chocolate es una receta mucho más sencilla y rápida de preparar de lo que a priori pueda parecer siendo, además, posible elaborar una versión libre de gluten.

Ingredientes:

• 500 gramos de chocolate negro (se puede utilizar la marca favorita de cada uno siempre que sea chocolate sin leche)
• 1 taza de azúcar marrón (existen versiones naturales y bajas en calorías si se desea)
• 1/2 taza de azúcar blanca
• 3/4 taza de café muy caliente (puede añadir un poco de café molido la agua hirviendo)
• 3 cucharadas soperas mantequilla cortadas en pedazos y a temperatura ambiente
• 2 cucharadas pequeñas de polvo de cacao
• 8 huevos grandes
• 1 cucharada pequeña de extracto de vainilla

Preparación:

1. Pre-calienta el horno a una temperatura de 180 grados.
2. Pon un poco de mantequilla alrededor del interior del molde que vaya a utilizar. Deberás tener en cuenta que utilizar un molde pequeño conseguirá que aumente el tiempo de horneado porque la masa estará más densa. Un buen consejo si ves que los bordes se están quemando pero el interior está sin hacer, es tapar los bordes con un poco de papel de plata.
3. Corta la tableta de chocolate en pequeños trozos y tritúrelo en una batidora o caliéntelo en un cazo hasta que se derrita y a continuación, añada el azúcar al chocolate.
4. Añade el café caliente lentamente y vuelva a mezclar.
5. Añade los trozos de mantequilla y el cacao en polvo y mezcla otra vez hasta conseguir una mezcla compacta.
6. Finalmente, añade los huevos y el extracto de vainilla y mézclalo todo una última vez hasta que esté cremoso y líquido.
7. Envuelve el molde a utilizar en papel de plata para que si los bordes se van quemando muy rápido los pueda cubrir y evitar que se quemen en exceso.
8. Vierte la mezcla en el molde y colócalo en el centro del horno durante unos 55- 65 minutos.
9. Para comprobar si el centro del postre está bien hecho, ayúdate de un mondadientes o un palito de madera utilizado para pinchitos.
10. Cuando el postre esté hecho, saca el molde del horno y deja que se enfríe, no se preocupe si baja el volumen ya que eso es normal. Cuando el pastel se haya enfriado a temperatura ambiente, introdúcelo en el frigorífico durante al menos tres horas.

Para servir lo puedes decorar con frutas, sirope de chocolate, crema o virutas de color, simplemente deje el resultado a tu imaginación.

Autor: Miriam Brandom

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *