Planes para Semana Santa: la Ruta del Tambor y Bombo

Con la Semana Santa llega una de las celebraciones aragonesas más importantes del país: la Ruta del Tambor y Bombo. Fue bautizada con ese nombre en el año 1970 y desde entonces ha participado en todo tipo de ceremonias inaugurales, incluida la de los Juegos Olímpicos de Barcelona ’92.

Durante la Semana Santa se suceden las procesiones en los pueblos que forman esta peculiar ruta y el sonido de los tambores y el bombo llenan sus calles y caminos. Sin duda una manera muy especial de vivir y sentir esta celebración tan tradicional y un entorno magnífico para reencontrarse con la naturaleza y el descanso. Hoy te presentamos los pueblos que forman parte de la Ruta del Tambor y Bombo para que no dudes en visitarlos.

  • Albalate del Arzobispo: en este pueblo destacan su castillo episcopal y su iglesia con torre mudejar. Se encuentra a las orillas del Río Martín y alberga restos arqueológicos y pinturas rupestres. En cuanto a sus procesiones son muy conocidas la exaltación de tambores y Alabarderos, subidas al Monte del Calvario en Vía-Crucis y el Romper la Hora del Jueves Santo.
  • Alcañiz: el Castillo de los calatravos es su mayor seña de identidad, que nos transporta a sus orígenes medievales. Bajo tierra se encuentran las mazmorras, las bodegas, los pasadizos y los escondites que conectan el castillo con la población. Las procesiones de Alcañiz se diferencian de las del resto de la Ruta por la ausencia de bombos y, en cambio, la tradición de utilizar timbales fabricados con piel de oveja.
  • Alcorisa: el momento más emocionante con los tambores y los bombos tiene lugar a las 12 de la noche del Jueves Santo gracias a los cientos de tambores que rompen la hora en la Plaza del Ayuntamiento. La sensación de que el corazón se va a salir es ¡Impresionante! El Viernes Santo no te puedes perder el Drama de la Cruz en el Monte del Calvario.
  • Andorra: es la localidad en la que participan un mayor número de tambores. Los actos más representativos de la Semana Santa en Andorra son el Romper la Hora y la procesión de las antorchas, cuando miles de tamborileros y bombos con antorchas ascienden el Jueves Santo a las 2 de la madrugada al monte de San Macario para bucar al Cristo de los Tambores.
  • Calanda: los redobles de tambores que se producen a lo largo de la Semana Santa son el mayor atractivo de Calanda. Todos los habitantes se vuelcan en las fiestas y participan activamente, incluido el calandino Luis Buñuel, que cada año participa bajo la atenta mirada de los turistas y sus paisanos.
  • Híjar: la Semana Santa de Híjar fue declarada de Interés Turístico Nacional en 1980 y desde entonces no ha dejado de acoger a un sinfín de turistas y curiosos que acaban maravillados con sus fiestas. Aquí encontramos algunos restos arqueológicos que datan de la época íber y romana.
  • La Puebla de Híjar: es el lugar perfecto para acercarnos a la historia ibérica y romana. Su celebración de Semana Santa se lleva practicando desde hace más de 300 años y alberga algunas de las cofradías más importantes de la zona.
  • Samper de Calanda: además de los tambores y los bombos también hacen sonar una enorme matraca. Su casco antiguo se encuentra muy cerca del río Ebro y todavía conserva algunos edificios propios del arte renacentista.
  • Urrea de Gaén: es perfecta para aquellos que prefieran disfrutar de una Semana Santa más tranquila y relajada. Su casco antiguo se caracteriza por su estilo morisco-medieval y por albergar algunos espacios urbanos musulmanes.

Autor: Carla Ramirez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *