Piamonte, los mejores vinos y chocolates te esperan a los pies de los Alpes

Hace dos años, la región de Piamonte vivía su gran momento al acoger los Juegos Olímpicos de Invierno, cuya sede oficial estuvo en Sestriere, a poco más de una hora de Turín, entre montañas de 3.000 a 4.000 metros y punto ideal de partida para explorar todas las actividades de esta zona de los Alpes.

Las elegantes cumbres, sus crestas contra cielo y las vertiginosas pendientes son un hermoso espectáculo a contemplar en cualquier época del año, desde cada uno de los rincones del valle, pero es en la cima del Monte Motta donde el escenario de vuelve grandioso. Para complementar el día en la montaña, lo mejor son las visitas culturales y gastronómicas a la región. Visitas a sus iglesias románicas, tiendas de anticuarios o paisajes bucólicos, por ejemplo.

Piamonte sabe ofrecer simultáneamente pasado y futuro, arte y cultura de la alimentación, artesanía e investigación. Es una región con un potente sector productivo que está en continua expansión, pendiente de la innovación y las nuevas tecnologías, y, al mismo tiempo, con una extraordinaria riqueza natural y paisajística, donde los eventos culturales se conjugan con una amplia oferta para disfrutar del tiempo libre

Valle Orco, lago de Dress. Piamonte es una región que apuesta por la buena vida en un escenario de cuento

La región de Piamonte, con más de trescientos millones de años, es lo suficientemente antigua como para narrar una larga historia de guerras, trabajo, tradiciones y cultura; pero también es lo suficientemente joven como para manifestar energía y vitalidad productiva. De hecho, en esta tierra de abundantes recursos humanos y paisajísticos, la gente ha creado y producido con gran habilidad importantes empresas y actividades artesanales.

Piamonte siempre se ha considerado la región alpina por excelencia; su propio nombre, “a los pies del monte”, evoca inmediatamente un escenario sugerente en el que sobresalen cimas perennemente cubiertas de nieve y macizos que se encuentran entre los más altos de Europa como el Monte Rosa, mencionado en su día por Leonardo, y el Monviso, el lugar donde nace el río Po.

Bardonecchia, una de las poblaciones del Piamonte

Paisajes protegidos

Aunque en la región los grandes protagonistas son los Alpes, la más importante cordillera europea, hay numerosos lugares que ofrecen espectaculares paisajes, incluyendo dos Parques Nacionales: el Gran Paradiso, instituido en 1922, y el Val Grande, creado en 1992 y varios Parques Regionales, desde los Apeninos hasta los Alpes Lepontinos, desde Capanne di Marcarolo hasta Alpe Devero, además de una considerable variedad de ambientes, naturaleza y paisajes.

Cannobio, en Lago Maggiore, una maravilla en Isola Bella

Desde el Parco delle Alpi Marittime (Parque de los Alpes Marítmos), reino del granito, hasta el Parco Alte Valli Pesio e Tanaro (Parque Alte Valli Pesio e Tanaro), caracterizado por un extenso sistema calizo. Desde el Parco Orsiera Rocciavré (Parque Orsiera Rocciavré), oasis de naturaleza salvaje cerca de Torino, hasta los Sacromontes, donde la naturaleza se funde con el arte, la arquitectura y la devoción. Todo ello es el escenario perfecto para cualquier deporte.

Bajadas sumamente empinadas en pistas, deportes de agua en velero o en canoa, deportes de aire colgado de un paracaídas, así es la montaña piamontesa, el lugar ideal para relajarse y divertirse. En la temporada de invierno, la zona alpina se transforma en la “galaxia blanca”, un gran sistema dedicado a los amantes de los deportes de nieve, capaz de ofrecerles más de mil kilómetros de pistas y estructuras de vanguardia.

Pistas de esquí en Piamonte

Quien practica el esquí nórdico puede programar una travesía para descubrir los valles alpinos, gracias a los numerosos recorridos que comunican los diferentes valles. En la estación veraniega cambian los colores. Despojados del blanco uniforme, los valles se cubren de plantas multicolores con aromas de flores y frutas salvajes que atraen a animales de variadas especies.

El Piamonte es un territorio con extraordinarios recursos naturales donde el paso de los siglos ha dejado una huella indeleble: un patrimonio arquitectónico y artístico de enorme valor que va desde la época romana hasta el Liberty y por último, el periodo contemporáneo. En toda la región, tanto en las pequeñas ciudades de arte como en las capitales de provincia, se pueden admirar palacios, villas, castillos, fortalezas, residencias reales y edificios sagrados, auténticas joyas de la arquitectura.

Pero los tesoros más valiosos son de la época barroca: desde el circuito de las Residenze Sabaude (Residencias Sabaudas), a los Sacri Monti (Sagrados Montes), muchos de los cuales han sido proclamados por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, sin olvidar los numerosos palacios y plazas turinesas diseñados por destacados arquitectos.

Palazzo Madama en Torino

Pero también el siglo XIX ha dejado su huella, basta recordar que Turín vivió intensamente la influencia del art noveau y del liberty, estilos plasmados en las residencias burguesas, avenidas, plazas y en algunas partes de la ciudad. Será en esa época en la que se construirá el edificio-símbolo de la ciudad: la Mole, inaugurada en 1889 y creada – al igual que otras muchas construcciones turinesas – por el ingenioso Alessandro Antonelli.

Más info: Región de Piamonte

Fuente: OPEN COMUNICACION

Ver más…

Maleta express: Cómo hacer el equipaje en tiempo récord y sin dejarte nada

Escoge uno de los mejores spas del mundo y…¡a relajarse mientras te pones guapa!

Autor: Redaccion Ociomedia

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *