¿Para toda la vida? Tras la separación, los monarcas rehacen sus vidas

La fragilidad de convivencia conyugal, no se limita a la plebe. Las Casas Reales protagonizan separaciones y divorcios, con escándalos incluidos, que acaparan las portadas del papel cuché. A pesar del fracaso, se empeñan en encontrar al príncipe/esa azul. A la infanta Elena le precedieron otros monarcas.

El último divorcio sonado fue el de los príncipes de Dinamarca Joaquín y Alejandra Manley. Se divorciaron en 2005, después de 10 años de matrimonio, y Alejandra se casó dos años más tarde con el técnico de TV, Martin Jorgensen. Pero el príncipe no se queda atrás, esta primavera se casará con la francesa Marie Cavallier.

El día de la boda de Joaquín de Dinamarca y Alejandra Manley el 18 de noviembre de 1995

Alejandra con Martin Jorgensen el día de su boda

Joaquín de Dinamarca y su prometida Marie Cavallier

Si una Casa Real es la protagonista de los divorcios es, sin duda, la británica. El que tuvo más eco fue la de Diana y Carlos en 1992, después de casarse en 1981. Carlos se volvió a casar en el 2005 con su amante Camilla Parker Bowles.

Carlos y Diana iniciaron lo que sería su pesadilla en 1981

Carlos finalmente se casó en el 2005 con su eterna amante Camilla. ¿Por qué no lo hizo antes y así hubieran dejado en paz a Lady Di?

Pero de los hijos de Isabel II de Inglaterra, también se separó la princesa Ana, en tres ocasiones, y el príncipe Andrés de la omnipresente Sarah Ferguson. Los duques de York siguen manteniendo muy buen rollo, y se les han atribuido respectivamente algunos amoríos, pero nada confirmado.

Los duques de York el día de su boda en 1986, que terminó en 1992

Mónaco es otra desmitificación de cualquier cuento de hadas. Ha habido separaciones y divorcios de todo tipo gracias a las rebeldes hermanas Grimaldi, Carolina y Estefanía, que dieron más de un quebradero de cabeza a su padre, el príncipe Rainero.

En 1978, Carolina se casó a los 21 años con el playboy francés Philippe Junot, a pesar de la oposición de sus padres, y se separaron en 1980

Carolina se volvió a casar con quien fue el amor de su vida y padre de tres de sus hijos, el desaparecido Stefano Casiraghi

Estefanía se casó en el 95 con su guardaspaldas Daniel Ducruet con quien anteriormente había tenido sus hijos Lous y Pauline. Pero su matrimonio se consumó tras aparecer unas fotos muy picantes de Ducruet y una bailarina. En el 2003, la princesa monegasca se casó con el trapecista Adams Peris, diez años menor que ella. Su separación llegó un año después

Bombazo: La infanta Elena se besa en la nieve con un ‘viejo amigo’… ¿Novio a la vista?

¿Cómo se aguantan mutuamente las parejas de famosos? Conoce sus secretos

Autor: Montse Bros

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *