Nuestros pasos por Chicago: ¡Experiencias enriquecedoras!

Si te quedaste con ganas de saber más… Ya estamos otra vez aquí para contarte cómo va nuestra gran aventura por esta urbe. Chicago es una ciudad muy versátil, diurna a más no poder y nocturna a rebentar. Y claro, para meternos de lleno en la vida de un EF student hemos tenido que explorar cada costado de lo que significa pertenecer a la gran familia EF. No nos culpes, queríamos pasarlo bien, pero también hacer nuestro trabajo. ¿A qué hemos venido? A conocer…

¿Y qué es conocer si no integrarse, participar, formar parte y saber más acerca de algo? Ese algo es nuestro objetivo. En nuestro caso era llegar sanas y salvas, y aclimatarnos a Chicago. No te vamos a mentir, ha sido fácil, muy fácil… Demasiado fácil.

Tanto que nos quedaríamos aquí muchos días más. Y aunque, todo hay que decirlo, España es España, Estados Unidos no se queda corto. Quien sabe, puede que tú también tengas la oportunidad de vivir tu propio sueño americano.

Así es que vamos al meollo del asunto… Llegar fue tan divertido que solo sonreíamos ante tantas novedades. Lo que no sabíamos era que esta sensación de felicidad la conservaríamos durante todos los días siguientes.

El apoyo que recibimos desde el minuto 1 por parte de la organización de EF fue grande, muy grande. No teníamos miedo porque sabíamos que quedaríamos más que encantadas. Y es que el hecho de descubrir una ciudad nueva era bastante surrealista cuando embarcamos nuestro viaje. Ahora nos lo creemos, estamos aquí y todo va sobre ruedas…

Después de nuestro cálido recibimiento, nos levantamos algo nerviosas. Era nuestro primer día en la escuela. ¿Cómo sería? ¿Qué encontraríamos? ¿Conoceríamos a mucha gente? ¿Y de dónde procederían? Tantas preguntas… Pero faltaba poco para descubrirlo todo.

¿Recuerdas a Andre? Él es nuestro EF assistant. Con él subimos nuestra gran maleta hasta la habitación 325. Con él descubrimos la forma de vida de los estudiantes. Y con él, también, daríamos nuestros primeros pasos en la EF School. Así que, después de descubrir la Metra, llegamos a nuestro destino: la zona de Millenium Park, en plena North Michigan Avenue.

Y concretamente en el número 200. Nos maravilló el apoteósico paisaje de la avenida, entre rascacielo y rascacielo. ¡No os podéis ni hacer una idea! Chicago es grande… Pero en cualquier sentido de la palabra. Así que, bajo el grito We’ve arrived, nos adentramos en el edificio de EF.

Y en la tercera planta, detrás de una puerta de cristal ya nos estaban esperando. Todo hay que decirlo, fuimos las primeras en llegar… Teníamos tantas ganas de empezar que las siete de la mañana era incluso demasiado tarde para Nosotras.

Rápidamente conocimos a la directora de, podemos decirlo, NUESTRA escuela. Y ella nos presentó a todo su equipo. «Estamos encantados de teneros aquí«, nos dijo. Aunque más que Nosotras, imposible. Para acercanos a ella le preguntamos acerca de la organización… «Somos un equipo de gente joven que enseña y cuida a gente joven«. Y es que EF Schoolestá indicado para personas mayores de 25 años. «Aunque también es cierto que hacemos alguna excepción«. O sea que si eres menor de 25, tranquila, no pierdas la esperanza de vivir la experiencia EF.

Poco a poco fueron llegando los alumnos… ¡Y cuántos son!, exclamamos. «Ahora mismo tenemos 250 estudiantes. Pero en época de verano solemos contar con 500 estudiantes«. Wow… » Sí, es que la gente joven prefiere el tiempo cálido y el sol, aunque Chicago es genial en cualquier estación del año«. Jennifer tenía mucho que contarnos y desde el principio estuvo muy abierta a enseñarnos. «Cualquier cosa que necesitéis, no tenéis más que buscarme«.

Y de esta forma empezamos nuestra primera clase. No lo sabíamos pero nuestra conversación con Jennifer fue nuestra particular prueba de nivel… Quizás nos vino mucho mejor no saberlo… Porque, ya nos entendéis, los nervios son muy traicioneros.

Frank fue nuestro primer profesor. Pero después le siguieron otros muchos, como Madison. Y los estudiantes, parecían encantados. Venezuela, Colombia, Canadá, Rusia, Inglaterra, Francia… Poco a poco fuimos descubriendo todas las nacionalidades habidas y por haber.

Y es que la interacción, el compañerismo y el buen rollo se predica ya desde la escuela. Las clases son dinámicas y hay mucha conversación entre profesores y alumnos. Es un clima muy agradable ya que no son clases teóricas, «es en la conversación donde más se aprende«, nos comentaba Frank.

La escuela te brinda todas las facilidades para tu estudio. Sistema informático, aplicaciones, libros, material… Y no solo en tema de estudio, sino también en ocio. Porque no olvidemos que la diversión forma parte de las vidas de losEF students. Gracias al departamento de actividades que tiene la escuela, puedes conocer Chicago con todas sus excursiones, visitas a museos y salidas nocturnas. Todo es posible en EF Chicago.

Y, aunque fue un día lleno de trabajo y esfuerzo, todavía teníamos ganas de más. Y estas ganas se iban satisfacer… ¿Sabes cómo? Nuestro tiempo de ocio comenzó de la mejor manera posible… ¡Un partido de los White Box de Chicago nos esperaba! Para las que no seáis fanáticas de los deportes o conozcáis el baseball, os contamos… Los White Box es el equipo local de la liga de baseball. La gente de Chicago es fanática… Mucho más que los aficionados al fútbol de nuestro país. Mucho, mucho más. Porque el baseball es un espectáculo en todos los sentidos.

Y Nosotras lo experimentamos… Lo pasamos genial, conocimos el baseball y nos integramos, más si cabe, con nuestros compañeros. Éramos un total de 20 alumnos. Y enseguida conectamos. Cierto es que Nosotras estábamos muy abiertas a nuevas sensaciones pero ellos nos arroparon de la mejor forma posible.

Llevamos pocos días pero sabemos que nos dará lástima irnos. No solamente por la experiencia sino por despedirnos de todos ellos. Pero claro aquí todo el mundo está por alguna razón. Comentamos por qué cada uno de ellos estudiaba inglés. Y podemos decir que, prácticamente todo, gira entorno al mismo motivo. «Por tener un mejor trabajo«, comentaba Alekssander. «Por ascender en mi trabajo», Annie. O simplemente, «por tener algo más para contar en mi vida«, continuaba Olivia.

Nos gusta la filosofía de vida de los estudiantes de EF, «la juventud hay que vivirla. Y por eso estamos aquí«. Y para mostrarlo, Nosotras. Barbara es de Venuzuela y lleva muy poco tiempo en Chicago, solo una semana.

Y curiosamente ha confraternizado con Nancy, que es de Colombia, y se marcha dentro de una semana. «El inglés no es difícil si lo practicas. Yo tengo 30 años y he aprendido mucho en solamente siete días». Con ello quería demostrarnos que lo que importa son las ganas y el entusiasmo que tengas.

Nancy, que se va dentro de una semana, ha estado muy a gusto durante todo el tiempo que lleva aquí. «Lo que más recordaré en el futuro serán los amigos que he hecho y las experiencias que he vivido«. Y es que todos ellos están en la misma situación, vinieron a una ciudad nueva sin conocer a nadie. Se arriesgaron y han ganado. ¡Y esto es con lo que hay que quedarse!

De camino al Museo de la Ciencia y la Tecnología seguimos charlando con todos ellos. Eduardo es de Portugal, tiene 32 años y llegó hace solo un mes. «En las clases he encontrado no solo compañeros de estudio sino también de vida; y lo que más me gusta es el apoyo que recibes de todos los profesores«, a lo que Petro, de Rusia, le sigue «Son muy atentos todos contigo y están pendientes cada minuto del día«.

Así da gusto. Y podemos corroborarlo porque son las mismas emociones que Nosotras hemos sentido en tan poco tiempo.

Pero tranquilas, todavía quedan algunos días por delante. Emocionantes vivencias nos esperan y queremos contároslo todo, chicas. Porque nuestra motivación numero 1 para estar aquí sois vosotras… Queremos descubriros que es posible vivir todo este lujo y que el equipo EF estará encantado de ayudaros a todas. Porque Chicago es mágica y una ciudad non-stop. De momento, continua atenta porque aun tenemos mucho para mostrarte…

Más info en EF – Cursos inglés

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/actualidad`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includ in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367