Mucho tonteo para al final no llegar a nada… ¡Que no te tomen el pelo!

Hay mujeres que tienen fama de ese apelativo tan basto que es “calientapollas”, es decir, chicas que juegan a la seducción con los hombres para luego dejarles con las ganas. Pero de lo que no se suele hablar tanto es de su equivalente masculino y existir ¡Existe!

Hay de dos tipos. Primero están los que adoptan el papel de “amigos” y se pasan el día acariciándote el brazo, pasándote la mano por la espalda, hablándote al oído cerca del cuello… en una palabra: toqueteándote y poniéndote de los nervios, porque claro, después de estar un par de horas con él, te mueres de las ganas.

Y después están los típicos a los que les encanta tener a las chicas detrás de ellos y la manera más fácil que se les ocurre es tenerlas a punto de caramelo pero luego no llegar a nada con ninguna. Así mantienen la expectación y siempre tienen a unas cuantas pendientes de “cuándo llegará el momento”. Que esperen sentadas.

Si crees que estás siendo objeto de las manipulaciones de uno de estos especímenes, atenta a la siguiente galería y ¡Frénalo a tiempo!

Autor: Carmen Lopez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *