Mascarillas faciales… ¡Descubre el secreto de la juventud!

Este verano, presume de rostro resplandeciente. Descubre los beneficios de las mascarillas faciales, porque usarlas, como prepararlas… ¡y deslumbra como nadie!El sol, el calor, el cloro, las sales marinas… en verano, nuestra piel está expuesta a muchos factores de riesgo que actúan como enemigos para nuestro rostro.

Esta temporada estival, hazle un hueco a las mascarillas faciales dentro de tu ritual de belleza.

Te enseñamos porque usarlas, cómo aplicarlas para obtener unos resultados de cine y los ingredientes clave de la receta de la belleza… ¡toma nota!

Los beneficios de las mascarillas

Las mascarillas son tus aliadas para mantener una piel bella, saludable y radiante. Además, no solo actúan en las capas superficiales de la piel, sino también en las más profundas de la epidermis.

Las mascarillas son el remedio más relajante y placentero para la piel y uno de los métodos más sencillos con los que combatir el envejecimiento cutáneo, borrar los signos de cansancio, devolver la luminosidad…

Consejos de aplicación para unos mejores resultados

La piel siempre debe estar limpia y es recomendable exfoliarla antes de aplicar la mascarilla.

Una vez aplicada la mascarilla, relájate entre 5 y 20 minutos. Tómatelo con calma y desesteraste.

La mascarilla se debe eliminar con agua templada. Ni fría ni calor.

En función del tipo de piel, es bueno aplicar la mascarilla entre 1 y 3 veces por semana.

Evita las mascarillas cuando…

La piel esté irritada, tengas una piel grasa con tendencia al acné, o sufras una enfermedad en la piel.

Después de una depilación facial, pues la piel está más sensible.

Ver más…

Trucos caseros para tu piel… ¡Mascarillas naturales!

5 Trucos caseros para iluminar tu rostro

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Las mascarillas faciales tienen como fin estimular el metabolismo de la piel, a la vez que eliminan las impurezas, hidratan y descongestionan la piel. Fáciles de utilizar y muy eficaces, aportan frescor y suavidad, signos de una piel sana.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *