Los selfies y fotos de Instagram pueden revelar problemas psicológicos

Todos sabemos que Instagram es la cuna del ‘postureo’, un escaparate dónde el mundo de las apariencias es el que marca las tendencias y en que personas de todo el mundo exponen su vida o construyen una ficción. Y es que la red social de las fotos por excelencia, tiene muchos usos aparte del simple hecho de colgar una fotografía. Hay quienes han encontrado en ella la oportunidad de montar un negocio vendiendo su estilo de vida, como el caso de las bloggers o los foodies

En definitiva, Instagram es una excelente herramienta para construir tu identidad. Las fotos que colgamos y cómo las colgamos pueden dar mucha información sobre quienes somos. Y es este punto que investigadores de la Universidad de Harvard y Vermont han querido indagar, creando un algoritmo que puede detectar, a través de las fotos colgadas por la red social, si una persona tiene depresión. 

insta

Y es que tras la fachada y las apariencias se esconde la realidad, y a veces ni con los filtros, ni con los retoques es suficiente para camuflar lo que la tecnología que han creado puede detectar. Tras analizar 44 mil fotografías de 166 usuarios distintos, los investigadores han encontrado este algoritmo que puede determinar la salud mental de la persona que cuelga las fotografías. ¿Y cuál es ese algoritmo?4

Atención con el filtro Inkwell – que pasa las fotos a blanco y negro- porque es el favorito de las personas deprimidas. Atención también con el brillo y la saturación de color de las fotos que colgamos en Instagram. Según el estudio, las fotos que habían estado colgadas con menos brillo y colores más saturados – resaltando los colores oscuros- eran las más comunes en el sector de personas con depresión.

kim

Según los investigadores, las fotos que transmitían lo contrario eran las de colores más cálidos, con predilección del filtro Valencia – el cuál aclara las imágenes-. Pero bueno, dejando aparte el mundo de los filtros y las saturaciones de color, contrastes y brillos, quizás de lo que deberíamos reflexionar más es sobre las inseguridades y complejos que puede llegar a crear esta red social, basada en la exhibición y necesidad de reconocimiento y aprobación de los demás. Instagram usado de forma saludable e inteligente puede tener un gran potencial para nosotros. Al contrario…

Imágenes: Pinterest

Autor: Alba Gatell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *