Los niños tiene juguetes en exceso, sexistas y sin homologación

La falta de tiempo es la principal causa por la que los padres no juegan con sus hijos, según un informe desarrollado por Chicco.

Los padres y madres de hoy en día trabajan, y ¿cómo compaginan su trabajo con el cuidado y educación de sus hijos? El II Informe Nacional sobre la Infancia en España 2011 desarrollado por Chicco ha profundizado para conocer las actitudes ante la infancia, no solo de las madres españolas, sino también de los padres. Para ello se analizan, entre otros aspectos, sus pautas para jugar con sus hijos y la adquisición de juguetes, centrándose en padres y madres con niños de hasta 5 años.

Las madres y los padres, concretamente un tercio y casi la mitad respectivamente, consideran que no juegan lo suficiente con sus hijos, y apuntan como causa principal no disponer de tiempo suficiente.

En cuanto a la hora de adquirir un juguete, tanto el 73% de los padres como el 78% de las madres coinciden que dan más importancia a que este sea educativo en lugar de que sea más o menos entretenido. En cambio, un tercio de ellos no dan importancia a que los juguetes estén homologados por la Unión Europea, pues o no se fijan, o los adquieren igualmente si creen que son interesantes, al margen de las garantías europeas.

Asimismo, más de la mitad de los mamás y papás consideran que los juguetes, incluso de niños menores de 5 años, presentan diferencias según al sexo al que van dirigidos, es decir, a pesar del avance social en materias de igualdad, los juguetes siguen siendo sexistas. Por otra parte, prácticamente la mayoría de los progenitores piensa que la cantidad de juguetes que poseen sus hijos es excesiva, y se debe según el 57% de las madres y el 65% de los padres, a que ellos mismos son demasiado permisivos en primer lugar y la presión publicitaria en segundo lugar.

¿Quiénes suelen comprar los regalos y cuándo? En primer lugar son las mamás quienes suelen comprar los juguetes a los niños menores de cinco años, seguidas por los padres y los abuelos. Normalmente la razón que más influye para hacer regalos son los cumpleaños y las fiestas navideñas, aunque el buen comportamiento del niño es también una razón, más valorada para los padres que para las madres. En cambio, ambos coinciden al afirmar que las peticiones del niño no afectan en el consumo de juguetes. Cuando se trata de niños menores de cinco años, son los padres quienes deciden.

Autor: Eva Marco

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *