Los mitos del Titanic: ¿qué hay de verdad en las películas?

No existe nadie que no conozca a la perfección qué ocurrió el 14 de abril de 1912 en algún punto del Atlántico Norte. Esa noche el Titanic se hundió en su viaje inaugural después de chocar con un iceberg y provocó la muerte de 1495 personas. Una hecho que conmocionó al mundo entero y convirtió al transatlántico en toda una leyenda.

El mundo del cine y las series ha sido capaz de generar todo tipo de obras inspiradas en la tragedia, la más importante y conocida es la película Titanic de James Cameron, una de las más premiadas en la historia de los Oscar. En ellas se repiten todo tipo de detalles que conforman todo nuestro conocimiento sobre lo que ocurrió. Pero, como era de esperar, no todas esas creencias son fieles a los acontecimientos.

Uno de los símbolos más importantes del Titanic y del heroísmo de algunas de las personas que perecieron con él es el de los músicos, que según narran en la ficción siguieron tocando hasta el hundimiento del barco para levantar la moral de los pasajeros. Si bien es cierto que los testimonios de quienes sobrevivieron aseguran que, en efecto, los músicos continuaron tocando, no se sabe con certeza si murieron o consiguieron salvarse en uno de los últimos botes. Tampoco es del todo contrastable el hecho de que la última canción que se escuchó fue Más cerca de ti, señor. Los que sobrevivieron aseguraron que era imposible saberlo con total certeza.

Otro de los aspectos que muchos expertos han cuestionado es la imagen que se ha ofrecido del capitán Smith. Una imagen heroica que podría no coincidir con la realidad, ya que hizo caso omiso a las advertencias de la presencia de icebergs (tal y como destaca James Cameron en su film), no avisó con el debido tiempo a todos los pasajeros ni ayudó en la evacuación mediante los botes.

Tampoco se ha podido demostrar el papel que se le ha otorgado al presidente de la compañía que construyó el Titanic, J. Bruce Ismay. Si bien siempre aparece como uno de los causantes del naufragio por las presiones que ejercía sobre el capitán para que el barco llegara antes de lo previsto, jamás se ha podido demostrar que ocurriera de verdad. Además, mientras que en la ficción suele abandonar el barco lo antes posible por delante de mujeres y niños, los documentos de la época dan fe de que ayudó a los pasajeros a subir a los botes salvavidas y que se subió en uno de los últimos. Abandonó la compañía un año después debido a la vergüenza que sufría.

Siempre se ha explicado que el Titanic era conocido antes del hundimiento como el insumergible. Pero lo cierto es que nunca apareció en los medios como tal. Este detalle fue adaptado con los años para agrandar todavía más su leyenda. Además, no llenó grandes titulares hasta después del accidente, ya que existía otro transatlántico de mismas dimensiones, el Olympic, que ya había realizado ese trayecto un año antes.

Por último, tampoco es cierto que se retuviera a los pasajeros de tercera clase para que no pudieran subir a los botes. La separación mediante rejas ya se realizaba antes del accidente como medida preventiva siguiendo las leyes sobre migración de los Estados Unidos. Los pasajeros de tercera clase disponían de sus propios botes salvavidas en su zona, el problema es que seguían siendo más que insuficientes.

Otro dato que no es del todo cierto es el hecho de que se estrenara la nueva llamada de socorro mediante el SOS con el accidente del transatlántico. Algunos buques ya lo habían utilizado antes, aunque también hay que reconocer que fue a partir de entonces cuando se popularizó y sustituyó definitivamente el CQD que se empleaba hasta entonces.

Pero hay que reconocer que algunos datos reflejados en las series y películas sobre el Titanic sí que son acertados. Tal y como apuntan, los botes eran insuficientes en relación con el número de pasajeros y, además, iban medio vacíos por el temor a que volcaran o a que no aguantaran el peso durante la bajada.

Con todo, no hay duda de que la leyenda del Titanic se ha convertido en uno de los sucesos más importantes del siglo XX y que su trágica historia siempre será recordada como uno de los peores accidentes de la humanidad.

Autor: Carla Ramirez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/actualidad`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includ in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367