Los candados del amor de Louis Vuitton

Antes de que Moccia hiciera que sus personajes sellaran su amor atando un candado a un puente (y tirando la llave al río), muchos enamorados de Europa ya seguían esta romántica tradición. Ahora, Louis Vuitton se inspira en ella para diseñar Lockit, una colección repleta de candados y llaves que emula el ritual más apasionado.

Pécs, Hungría, años 80. Las parejas de jóvenes empezaban a atar candados en la verja de metal que conecta la mezquita con la catedral para mostrar su afecto.

Un hábito curioso a la vez que romántico, e imposible de asegurar su relación con una más antigua tradición en Colonia (Alemania), donde los enamorados sellaban su amor en la barandilla del Puente Hohenzollern y tiraban las llaves al río Rin.
Porno porno izle hd Porno Sex izle porno
Un ritual con un mismo principio, el amor eterno de la pareja, pero con curiosos dobles significados en cada país. A raíz de una trágica historia nacional, en el puente Most Ljubavi (que significa ‘Puente del Amor’) de Serbia, las jóvenes atan los candados con sus nombres y los de sus parejas escritos y tiran la llave al agua, confiando en que así protegerán su amor de la tentación de otra mujer.

Y no sólo sirven puentes o catedrales. La pared de Lotus Peak en China, la senda natural en la isla de Vancouver o los árboles del Puente Loujkov en Moscú nos enseñan cómo el amor supera los límites de nuestra imaginación cuando se trata de enseñarlo al mundo y protegerlo para siempre.

Ahora, Louis Vuitton ha decidido rendir un homenaje a los enamorados de todo el mundo, empapándose de este símbolo del compromiso para diseñar la colección de joyería Lockit, una gama de anillos y pulseras que tienen como denominador común el candado y las llaves, algunos con diamantes y disponibles en oro, plata y oro rosa.

Una agradable coincidencia, por otra parte, para Louis Vuitton. Y es que el candado suponía ya un icono de la Maison, al incluirse en el Steamer Bag, el primer bolso que lanzaron.

Imágenes: Louis Vuitton.

Autor: Carola Mayol

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *