Los beneficios del pensamiento racional

“Tengo que ser más racional, me pueden las emociones”, “soy demasiado emocional”, “a veces me precipito y exagero…. el resultado es que lo paso mal para nada”, “si fueras más racional sufrirías menos»… ¿Cuántas veces hemos tenido estos pensamientos? Seguramente los demás nos han contestado que tenemos que ser más racionales y no tan emocionales. ¿Pero cómo conseguirlo?

En primer lugar debemos saber a qué nos referimos cuando hablamos de pensamiento racional. Se trata de una manera de pensar objetiva basada en los datos que conocemos. Pensar racionalmente no significa ser una persona fría sin emociones. Todo lo contrario, cuando valoramos objetivamente las situaciones también surgen emociones, de hecho, esas emociones van a ser positivas para enfrentarnos a los problemas o para disfrutar de los acontecimientos. Porno porno izle hd Porno Sex izle porno

Lo contrario al pensamiento racional es exagerar, inventar e interpretar la realidad de manera equivocada y cometer errores. El hecho de que nos equivoquemos puede ser molesto, pero no es la peor consecuencia de pensar de manera irracional. Sin lugar a dudas, lo más negativo será que notaremos cómo empiezan a surgir todo tipo de emociones intensas y desagradables. ¿Para qué íbamos a querer sentirnos mal por error?

Las diferencias de pensar de manera racional o pensar de manera errónea e irracional va a marcar una línea muy delgada entre la inquietud y la ansiedad, la tristeza y la depresión, el dolor y la culpa o el disgusto y la ira. Las primeras de ellas son todas emociones racionales mientras que las segundas son irracionales.

Son nuestros pensamientos los que nos llevan a las emociones y pensar de una manera racional es cuestión de entrenamiento y esfuerzo. Cuánto más irracionales seamos mayor esfuerzo deberemos invertir para transformar nuestra forma de pensar.

Merece la pena intentarlo porque nos convertiremos en personas emocionalmente más fuertes y más felices. Veamos algunos consejos para conseguirlo:

  • Sé flexible: la realidad es cambiante y lo que no ha cambiado aún es porque no ha tenido suficiente tiempo. Los valores, los juicios, las interpretaciones varían en función de los datos que vamos conociendo. Ser flexible nos permite dejar abierta la puerta de nuevos datos que están por venir. Además nos libera de prejuicios, ideas extremistas o generalizaciones. Mensajes como siempre, nunca, todo, nada, bueno o malo, son positivos cuando los utilizamos en el lenguaje, no en la mente.
  • No te pongas en lo peor ni en lo mejor: tanto si esperamos una situación con todas nuestras ganas, como si tememos que ocurra lo que menos deseamos, estaremos en una realidad poco objetiva. Es tan difícil que ocurra lo peor como que suceda lo mejor. Por esto tenemos que hacer el esfuerzo de situarnos en un punto intermedio. Lo habitual es que vivamos situaciones neutras, buenas o malas. Los sucesos terribles o completamente felices no existen.
  • Valora las situaciones en función de datos: no se trata de que vayamos con un libro de estadística bajo el brazo, pero tampoco de otro titulado “mis mayores temores”. Los datos nos indican que hay personas muy capaces de vivir con muchos momentos de felicidad aunque las situaciones sean duras. De modo que nosotros también podemos ser capaces de hacerlo si lo intentamos.
  • No eches más leña al fuego: como ya hemos comentado en otras ocasiones, las emociones son intensas por sí solas, no hay que avivarlas con pensamientos que las exageren.
  • Evita hacer juicios rotundos en relación a los demás: ser flexibles no sólo con nosotros mismos sino también con los demás. Los datos nos indican que habrá equivocaciones, daños, decepciones, pero también momentos de ayuda y de comprensión.

Puede parecer contradictorio, cuando pensamos en una persona objetiva pensemos que es una persona rígida e inflexible, sin embargo, cuando somos objetivos nos libramos de la rigidez y nos convertimos en personas con apertura mental. Capaces de comprender y aceptar lo que sucede con nosotros mismos, con los demás y con el mundo. Eliminamos buena parte de las críticas, las exigencias, los deberías, los falsos temores, los prejuicios, la inmovilidad y otras conductas patológicas. Si somos capaces de llegar a ese punto estaremos un paso más cerca de llenar de felicidad más momentos de nuestra vida. ¡Haz la prueba!

Raúl Gutiérrez

 

Raúl Gutiérrez es psicólogo y autor del libro Autoestima, habilidades sociales y asertividad

Autor: Raúl Gutiérrez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/actualidad`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includ in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367