Llega el final de Yo Soy Bea

Si los rumores se confirman, el mes que viene se despide una de las series más longevas y exitosas de la televisión, y de factura nacional.

Supuestamente, el descenso de la audiencia es la causa del cese de la serie. Sin lugar a dudas, el programa más perjudicado por la desaparición de Aquí Hay Tomate y la consiguiente reestructuración de las tardes de Telecinco ha sido la serie Yo Soy Bea.

El público, deseoso de ver por fin el cambio físico de la protagonista, ha terminado por darle la espalda a su emisión favorita, que no ha tenido reparos en dilatar hasta la saciedad el momento más esperado de todos los capítulos.

Si antes de la desaparición del Tomate la serie conseguía datos cercanos al 30% de cuota de pantalla y los tres millones de espectadores, ahora se queda más bien en la franja del 21-23% y no suele superar los dos millones y medio de espectadores. Los datos no son malos, pero ya no es lo que era.

Los guionistas han estado rizando el rizo hasta extremos increíbles, provocando escenas totalmente alejadas de la realidad por mantener enganchada a una audiencia cansada de esperar un final que no terminaba de llegar.

La estrategia de Telecinco está bien pensada: antes de tener que salir por la puerta trasera, Yo Soy Bea quiere despedirse manteniendo un share aceptable. El miedo al desplome de la audiencia ha precipitado un final que todos esperamos termine con la transformación física de su protagonista principal. Ya veremos cómo lo resuelven.

Autor: fausto.ramirez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *