La saga Crepúsculo bautiza a los niños americanos

Estados Unidos es la primera potencia mundial en economía, pero la verdad es que muchas veces a horteras tampoco los gana nadie… Los nombres que ponen a sus hijos así lo demuestran: Edward, Cullen, Bella o Esmé, todos relacionados con las películas de Crepúsculo, son algunos de los más usados en 2009.

Según el portal nameberry.com, una potente base de datos estadounidense ideal para buscar inspiración en caso de estar esperando bebé, los nombres en 2009 no han sido ajenos a las modas. Los libros y películas de Crepúsculo han generado muchos bautizos un poco frikis… ¡Cullen, Bella o Esmé no serían precisamente los nombres más normales del mundo! Los famosos de carne y hueso, claro, también han sido una verdadera inspiración para muchos padres. Por ejemplo la cantante Rihanna, cuya popularidad ha hecho que ese nombre experimente un boom durante 2009; Malia, la mayor de las hijas del presidente del país, Barack Obama, la actriz Hayden Panettiere, de la serie Heroes, o la estrella adolescente Miley Cyrus son otras de las famosas más recurrentes.

Pero no sólo los nombres de famosos consagrados han sido fuente de inspiración para los papás americanos. Miles de retoños se llaman igual que otros bebés… bebés de famosos, por supuesto. Así, dentro de poco empezarán a caminar una buena cantidad de niños llamados Kingston (igual que el hijo de la cantante Gwen Stefani, de No Doubt), Milo (hijo de Liv Tyler) o River (de Keri Russell).

Autor: Dani Rodriguez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *