La influencia de las redes sociales en la búsqueda de empleo y pareja

Sabemos que sois mujeres 2.0, que estáis presentes en las redes sociales y que hacéis el mejor uso posible de ellas. Sin embargo, y a modo de prevención, hoy queremos explicaros los pros y los contras de las redes sociales y cómo pueden influir en vuestra búsqueda de empleo y pareja. Mobil Porno HD Seks porno Sex izle porno

Ante todo, deciros que debéis entenderlas como vuestra carta de presentación, como el espejo que os muestra hacia reclutadores o el hombre de vuestra vida, quiénes no os conocen y pueden llegar a hacerse una idea errática de vosotras dependiendo de lo que vean en vuestros perfiles y de cómo los utilicéis. Llegados a este punto, la primera pregunta que tenéis que haceros es: ¿Por qué queréis estar en determinadas redes sociales? y ¿qué queréis extraer de ellas? Para arrancar, hoy vamos a hacer referencia a Facebook y Twitter.

Facebook tiene un carácter más distendido, más ocioso y allí estaréis en contacto con familiares y amigos. Aún así, si no tenéis muy bien definida vuestra política de privacidad, las imágenes o los comentarios que aparezcan en vuestro Facebook pueden posicionarse en Google y he aquí dónde os podéis encontrar con un problema. ¿Qué pasaría si al poner vuestro nombre en Google apareciera una foto comprometida de Facebook o que sois seguidoras de grupos poco respetuosos? Pues que la persona que lo viera emitiría un juicio de valor sobre vosotras que podría alejaros de un proceso de selección de empleo. Así de simple.

De hecho, en un estudio realizado para Universidad Internacional de La Rioja, Carlos Barceló, consultor y formador de RRHH 2.0 y Marketing online, explica que un “60% de candidatos han sido descartados de un proceso de selección por lo que estaban poniendo en Facebook”. El porcentaje es lo suficientemente elevado como para tenerlo en cuenta y tomar medidas. Nada de comentarios subidos de tono, mostrad un carácter distendido siempre que sea respetuoso, y tened mucho cuidado con las imágenes que publicáis. Además, nunca olvidéis que la huella que dejéis en Internet será eterna y que puede lastraros muy innecesariamente.

Barceló aconseja que si estáis en búsqueda activa de empleo, os creéis una “fan page” seria y profesional. En vuestro perfil personal (acordaos de caparlo para que sólo lo puedan ver quiénes vosotras queráis), ya hablaréis de modo más informal.

Con respecto a Twitter, recordad que es totalmente abierto y que, por tanto, vuestros comentarios pueden leerlos quien así lo desee. De ahí que sea muy importante el uso que hagáis de esta red de microblogging. No utilicéis un tono tan distendido como en Facebook, escribid sobre temas que os interesen y que os definan y trabajad en la creación de una marca personal. Vuestras aficiones, vuestros comentarios, vuestros retwitts… provocarán que la gente que no os conoce os vea de una manera u otra.

Transmitid un espíritu positivo, vuestras ganas de superación, vuestros puntos fuertes y no olvidéis que, hoy, vuestras interacciones en las redes sociales también forman parte de vuestro curriculum. De hecho, son muchas las empresas que publican sus ofertas de empleo a través de Twitter (aunque Linkedin sea la red social profesional por excelencia) y que consultarán vuestros perfiles si estáis interesados en formar parte de esas compañías.

Es importante que en Twitter pongáis una foto de perfil personal y seria y así daréis una muestra más de cómo sois tanto a las personas que os podrían dar trabajo como a los que podrían convertirse en vuestras parejas. Y es que no sólo los reclutadores miran Internet para hacerse una idea de cómo son sus posibles futuros trabajandores… Según un estudio realizado por el portal web de citas, Meetic, el “68% de los solteros europeos buscan información en Internet durante 1 hora y 16 minutos sobre la persona con la que van a quedar por primera vez”. Otro dato para apuntar con letras mayúsculas en nuestra agenda. Así que ya sabéis: redes sociales sí pero con precaución y un objetivo bien definido.

Autor: Elena Fernández

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *