La fama les hace parecer guapos

Ser estrellas de la gran pantalla tiene sus beneficios, como parecer más agraciados de lo que realmente se es. El esplendor del cine incide en sus actores y les hace más atractivos a nuestros ojos.

La lista que os presentamos a continuación la forman hombres que si nos cruzáramos con ellos en la calle no nos inmutaríamos. Eso si no fueran grandes estrellas. Porque la cosa cambia cuando aparecen en todas las películas taquilleras y en las series más vistas. Verlos por todas partes nos hace creer que son guapos, pero si prestamos atención nos percatamos de su normalidad.

Ed Westwick interpreta a Chuck Bass, uno de los villanos más deseados de la pequeña pantalla. Su personaje en la serie Gossip Girl no pasa desapercibido y será por ello que en la vida real también reparamos en él. Aunque nos puedan ir los chicos malos, tenemos que reconocer que no es guapo. En su favor podemos decir que tiene una mirada seductora que le hace ganar puntos.

Adrien Brody es el siguiente en nuestra lista. Ganar un Oscar te hace estar en boca de todos y ante los flashes de todas las cámaras. Será que lo hemos visto tanto que ya nos resulta guapo. Se podría decir que posee una belleza picassianafuera de lo normal.

Robert Pattinson protagoiniza uno de los romances adolescentes más taquilleros de los últimos años. En el papel de Edward Cullen consigue arrancar los suspiros de las jóvenes y no tan jóvenes. El atractivo de su personaje a repercutido en él y, aunque no sea guapo, pocas rechazarían un mordisco de este vampiro.

Kit Harington encarna a uno de los vigilantes del muro en Juego de Tronos. Es el tipo de personaje valiente y sensible que a todas nos acaba por atraer. Esto le hace interesante, pero sigue sin parecernos nada del otro mundo.

Elijah Wood siempre será conocido como Frodo del Señor de los Anillos. Este papel hizo que nos fijáramos en él. De adolescentes nos quedamos prendidas de sus ojos azules, pero ahora hemos crecido y él mantiene su apariencia de niño.

Javier Bardem es nuestro ejemplo cercano de los efectos de la fama en la belleza. Aunque sus rasgos son imperfectos, en Hollywood lo consideran un sex symbol. Será por su apariencia latina. Pero pese a no ser de los más guapos, sí que es de los mejores actores que hay.

Autor: Sofia Paez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *