La búsqueda de empleo: la planificación

Tanto si estás desempleado como si deseas cambiar de puesto de trabajo y alcanzar un empleo adecuado a tus necesidades y deseos, es preciso dedicar un tiempo a la planificación de una buena estrategia a seguir para alcanzar tus metas.

En primer lugar, debemos analizar nuestra situación actual a nivel profesional, económico y personal, ya que cada uno de estos niveles juegan un papel importante en el correcto desarrollo de nuestra actividad laboral.

Para aquellas personas en situación de paro no es válida solo la urgencia por obtener un trabajo, para afrontar, posiblemente, una situación económica desfavorable. Es imprescindible, fijarnos determinados objetivos para visualizar con claridad a dónde y de qué manera debemos dirigirnos. Necesitamos establecer prioridades acerca del salario, jornada laboral, situación geográfica del trabajo, disposición para cambiar del sector habitual en el que veníamos trabajando y, especialmente, potenciar las cualidades de una misma, y aprovechar la situación de desempleado para asumir cuáles son nuestros puntos débiles y cómo podemos mejorarlos para obtener un perfil más completo.

Confianza, optimismo y paciencia deben ser nuestros aliados

Mostrar optimismo, así como creer en las capacidades y aptitudes de cada una, propiciarán un estado anímico activo que se sustente en la fortaleza y la seguridad para obtener el puesto de trabajo deseado.

Si estás trabajando actualmente pero no te sientes satisfecha o necesitas dar un paso más allá y lograr nuevos objetivos, es importante visualizar y focalizar la nueva dirección a seguir. Es aconsejable conocer por qué deseamos cambiar de puesto de trabajo, qué queremos conseguir con el nuevo empleo, qué plazo nos damos para realizar la búsqueda activa y qué virtudes debemos destacar y cuáles aspectos mejorar.

Durante este proceso, es fundamental no olvidarse de que todavía seguimos trabajando y que nuestro ritmo no debe verse afectado por este nuevo rumbo. Es por ello muy importante distribuir y organizar adecuadamente el tiempo para diferenciar lo que es nuestro actual trabajo y lo que es nuestro trabajo por encontrar uno nuevo, para que nuestra rutina personal no se vea afectada por una situación de estrés añadido.

De igual manera que en la situación anterior, debemos establecer nuestras prioridades, para así poder detectar cuándo nos encontramos ante un puesto de trabajo con las características ajustadas a nuestro perfil.

Antes de lanzarte a una búsqueda alocada por encontrar un empleo, tómate el tiempo que necesites para esclarecer tus objetivos.

El camino, hoy por hoy, es largo. Avanza paso a paso y lo lograrás.

Autor: Marta Gonzalez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *