La boda del príncipe Harry de Inglaterra y Meghan Markle

¡Ya son marido y mujer!

El príncipe Harry de Inglaterra y la actriz estadounidense Meghan Markle sellaron su amor el pasado sábado en la Capilla de San Jorge en Windsor (Reino Unido). Uno de los enlaces reales más emotivos y más seguido alrededor del mundo. ¡Ay! Cómo olvidarnos de ese coro Gospel cantando Stand by me

 

 

Haciendo honor a la puntualidad británica, el enlace dio inicio a las 12 de un mediodía de lo más soleado con la llegada de la novia a la ceremonia. Meghan Markle y su prometido durmieron en hoteles diferentes la noche anterior. De su hotel salió Meghan acompañada de su madre, quién minutos más tarde cambió de vehículo para llegar antes que su hija a la celebración.

La madre de la ya Duquesa de Sussex protagonizó algunos de los momentos más emocionantes de la boda, pues no pudo evitar las lagrimas en más de una ocasión. Su look verde claro acompañado de rastas y piercing en la nariz no pasaron desapercibidos y gustó a más de un espectador.

Rompiendo con el estricto protocolo que caracteriza a la Familia Real británica, Kate Middleton o la Duquesa de Cambrige llegó más tarde que la Reina Isabel II, acompañando a sus hijos que ejercían de pajes en una ocasión tan especial. La cuñada de los novios, icono de estilo allá donde va, no quiso arriesgar con su look compuesto por un abrigo de Alexander McQueen y zapatos de Jimmy Choo. Sí fue sorprendente la increíble recuperación de su figura tras dar a luz hace poco más de treinta días. Aunque discreta, lució más que correctísima con su look color amarillo acompañado de un espectacular tocado de Philip Treacy.

 

 

Los invitados

Otros de los invitados más top fueron los siempre atractivos David y Victoria Beckham. El matrimonio inglés es un clásico en este tipo de eventos. Tanto David como Victoria son grandes embajadores de su país.

David escogió un chaqué de Dior Homme mientras la diseñadora optó por una de sus creaciones en azul marino. Aunque quizá escogió un tono más oscuro de lo que se espera en una boda de día, la ex-spice girl fue una de las más elegantes acompañando su vestido de tocado en el mismo color y zapatos rojos.

 

 

Entre las mejor vestidas, Amal Clooney. La abogada y mujer del famoso actor George Clooney, lució un diseño de la británica Stella McCartney en color amarillo chillón, acompañado de tocado en el mismo color y zapatos dorados.

 

 

Priyanka Chopra, actriz y amiga íntima de la novia, conquistó a todos con un espectacular traje de Vivienne Westwood en color lavanda. También fue una de las mejores vestidas en la recepción de tarde, en la que se atrevió con un diseño de Dior ¡Espectacular!

 

 

Nos gustó también el look de Sofía Wellesley, mujer del cantante británico James Blunt y el de los miembros del elenco de “Suits” y compañeros, hasta hace bien poco, de la mismísima novia. Sin duda, un grupo de invitados de lo más elegante.

 

Aunque seguramente no lo esperabais, hubo presencia de moda española en un evento tan importante y especial. La diseñadora Lorena Panea fue la encargada de vestir a la periodista española Elia Gonzalo para su retransmisión televisiva de la celebración. La presentadora lució el modelo “Filo” con palabra de honor y en color cereza ¡Un diseño precioso!

 

 

¿Y la novia qué?

Llegó a la ceremonia velada y luciendo una espectacular tiara perteneciente a la familia del novio. Meghan Markle se enfundó en un vestido de Givenchy creado por Clare Waight Keller para dar el “sí, quiero” a Harry de Inglaterra, quien vistió con uniforme militar. Para el pelo, moño bajo sin grandes ornamentos y maquillaje sutil. El vestido, sencillamente perfecto, aunque muchos esperábamos un poco más.

 

 

Sólo tuvimos que esperar a la recepción de tarde, una fiesta organizada por el padre del novio, en el que asistieron unas 200 personas entre familiares y amigos íntimos. Fue el momento escogido por Meghan para derrochar glamour e impactar a todos con un vestido blanco de Stella McCartney con escote halter y un impresionante anillo azul que perteneció a la recordada Lady Di.

Una boda en la que reinó la igualdad y la modernidad de los días en los que vivimos, a través de innumerables gestos y símbolos. Y, sobretodo, el amor de una pareja, que hablaba a través de sus miradas.

 

Imágenes: Pinterest, Instagram

Autor: Alba Gatell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *