Entrevista a Jane Rodríguez: Claves para alcanzar el éxito profesional

Jane Rodríguez del Tronco, es Talent Coach y Consultora de Marketing y Formadora. Su experiencia en coaching profesional nos permitirá conocer más sobre el Elevator Pitch para vender nuestro negocio o nuestra marca personal, las claves para alcanzar el éxito profesional o los errores más comunes en la carrera profesional.

Encantada de saludarte Jane, cuéntanos ¿Qué es un Elevator Pitch? ¿Y por qué es una herramienta fundamental en el terreno profesional?
hd Porno HD Seks porno Sex izle porno
Un Elevator Pitch está pensado para captar la atención profesional, y juega un papel fundamental a la hora de convertirnos en la opción preferente para nuestros posibles clientes, inversores o… reclutadores. Como cualquier mensaje de comunicación persuasiva, está dirigido a despertar el interés de nuestros interlocutores, intentando provocar en ellos deseo por las soluciones que ofrecemos, ¡y así llevarles a la acción!, a solicitar nuestros servicios. Es lo que conocemos como el modelo AIDA en el sector publicitario: Atención, Interés, Deseo y Acción.

El Elevator Pitch puede desarrollarse a nivel empresarial, para vender un negocio, o a nivel personal, para encontrar un trabajo. Aquí entra en juego el concepto de “marca personal” ¿qué significa esto?

La Marca Personal podríamos definirla como esa percepción, mantenida en el tiempo, que tiene nuestro entorno sobre nuestros talentos, sobre aquello que nos hace sobresalir, ser diferentes y relevantes. Desde un punto de vista profesional, hoy en día trabajar nuestra Marca Personal es casi un “must” para alcanzar nuestros objetivos. El conocimiento, la experiencia, ya no son suficientes. Necesitamos saber vendernos, ¡más que nunca!, lo que está estrechamente ligado con nuestro “potencial de empleabilidad”.

Sin embargo, como Coach, siempre sugiero comenzar la casa por los cimientos: en primer lugar, trabajar nuestra visión personal – la fase que yo llamo de la COHERENCIA con el proyecto vital. Y es que lo que hagamos profesionalmente tiene que “casar” con nuestra visión de vida en general, o las decisiones que tomemos en una u otra dimensión carecerán de sentido, llevándonos a la confusión y a cierto desequilibrio existencial. En segundo lugar, una vez que sabemos qué queremos, vendría la fase de la AUTENTICIDAD, en la que descubrimos nuestros talentos, nuestro “valor añadido”, o ventaja competitiva, por hablar en terminología de Marketing. De todos modos, no son estas dos fases necesariamente consecutivas, pues también se da el caso de profesionales que descubren su visión, y su vocación, a partir del análisis de sus talentos, de aquello que mejor les define. Por último, y esta sí que iría al final, estaría la fase de la VISIBILIDAD, en la que trabajamos nuestro plan de comunicación, con los medios más adecuados a nuestro “target”, identificando todos los posibles puntos de contacto; y es aquí donde entra en juego el “Elevator Pitch” como herramienta de atracción.

¿Existen unas pautas esenciales a seguir para desarrollar un buen Elevator Pitch o debe elaborarse de forma personal, buscando nuestro valor añadido?
Efectivamente, mostrar nuestro valor diferencial en el “Elevator Pitch” es fundamental. Aunque si tuviera que destacar algo sería que no perdamos nunca de vista que lo que estamos realizando es una venta de servicios, y para ello nada mejor que centrarse en los beneficios y soluciones que somos capaces de aportar. Si mi interlocutor es público objetivo, es decir, tiene la necesidad o el problema para el cual yo tengo la solución, ¡listo! Podremos seguir contando…

También destacas como una muy buena herramienta para encontrar nuestro talento, el uso del Myers-Briggs Type Indicator ( MBTI ). ¿En qué consiste?

Bueno, MBTI no es la única herramienta en cuestión de identificación del talento, pero sí que da buenas pistas acerca de las preferencias innatas de cada uno, de qué tipo de tareas nos gusta más realizar, con qué trabajos disfrutamos más… y esto, en buena medida, está relacionado con aquello que se nos da bien. Es curioso el nivel de coincidencia que en ocasiones tiene el tipo de personalidad MBTI con la profesión de la persona, así como con su nivel de desempeño y satisfacción en determinadas funciones. Parto de la convicción siguiente: nacemos dotados de ciertos talentos, y dichos talentos los traemos al servicio de una vocación. De ahí que encuentre tanto potencial en MBTI: si descubres lo que prefieres hacer, lo que te gusta, con aquello que disfrutas, ¡es posible que descubras tus talentos y tu vocación!

¿Cuál es la clave para el éxito empresarial: tener una buena idea, saber llevarla a cabo o saber venderla?

Pues yo diría que todo es importante, pero fíjate que cada uno traemos una fortaleza distinta “de serie” en este aspecto. Hay personas que son auténticas generadoras de ideas, emprendedoras; otras, saben retomar bien dichas ideas y llevarlas a la práctica, implementarlas. Sin embargo, sin la venta, ¡ni hay idea, ni hay proyecto!
Saber vender un proyecto, una idea, es fundamental para que salga adelante. Primero necesitaremos inversores; luego socios, colaboradores; y finalmente, ¡clientes! Y a todos ellos, en mayor o menor medida, hay que venderles nuestra idea.

¿Cuáles son los errores más frecuentes que se suelen dar a la hora de presentar un proyecto profesional?

Tanto si se trata de una empresa, como de un profesional, uno de los errores más frecuentes es contar lo que somos, lo que hemos hecho, lo que sabemos hacer… ¡olvidándonos de lo que el cliente (o el reclutador) quiere escuchar!
¿Y qué quiere escuchar? ¡Soluciones! Si nos han contactado, si hemos llegado hasta ahí, es porque algo en nosotros les ha llamado la atención y les ha despertado interés por conocer más. En estos momentos, el foco debe centrarse totalmente en nuestro interlocutor: qué problema puede tener, qué necesidades a satisfacer… para lo cual saber escuchar es primordial; y de ahí, presentarle nuestro proyecto en términos de beneficios, de soluciones.
Me gusta decir que si comunicamos pensando en nuestro interlocutor como alguien VIP, automáticamente giramos nuestra atención hacia él generando esa “empatía comercial” que en gran medida puede garantizarnos el éxito.

Cada vez nos encontramos con un mayor número de eventos de Networking, ferias, y plataformas que buscan el intercambio de ideas entre socios potenciales, proveedores, clientes ¿qué papel juegan este tipo de acciones en el desarrollo empresarial y la potenciación del emprendimiento?
Estamos sin duda en la era de la colaboración. Avanzar es casi sinónimo de compartir, de aliarse, y ésta es una de las principales funciones de estas acciones. En muchos casos significa la oportunidad de “desvirtualizarse” (si son contactos generados en el 2.0); y en la mayoría, de fomentar la creación de nuevas relaciones, nuevos contactos, entre profesionales con intereses comunes. Por experiencia, permíteme que te diga que… ¡funciona! Cuando luego buscas a alguien, bien para ofrecer, bien para solicitar, te acuerdas de aquellos con los que has tenido una conversación real, un verdadero contacto.

¿En España sacamos el suficiente partido al capital humano con el que contamos? ¿Cómo podríamos potenciarlo más?
Me encantaría poder contestarte con un “SÍ” determinante, pero desafortunadamente creo que no lo hacemos. Es una lástima ver la fuga de talentos que se está produciendo a otros países, e incluso a otros continentes; y es que parece que uno tiene que salir para triunfar.

¿Qué podemos hacer para potenciarlo?

Difícil pregunta… Al menos lo que sí podemos hacer, y eso está en nuestras manos, es aprender a “potenciarnos” a título individual, a poner en valor todo aquello con lo que contamos, superando ciertas creencias que nos están limitando, ciertos clichés. Quiero pensar que si todos nos vendemos un poquito mejor, desde lo que realmente tenemos que aportar, las cosas irán cambiando. Aunque qué duda cabe que también pasa, y mucho, por el tipo de cultura organizacional y la orientación a las personas de las empresas en nuestro país.

Quiero confiar que esto también está cambiando, y me gustaría contarte una historia con un final feliz, la verdad. ¡Y en ello andamos muchos profesionales hoy! Como los que nos venimos reuniendo el último año en Madrid, aunque vienen de muchos otros sitios de España, y que de momento nos reconocemos como #RRHHMad: un grupo de ‘twitteros’ optimistas, con ganas de cambiar el mundo, bajo el lema CREER PARA CREAR. Estoy segura de que saldrá algo grande de esta iniciativa.

Womenalia es la primera red de Networking para emprendedoras, empresarias, profesionales liberales, etc. ¿Qué consejos les darías a nuestras usuarias para potenciar su negocio o su talento profesional?

Hacer red, construir relaciones basadas en la confianza, en el compartir, en la colaboración. Trabajar en su marca, de negocio o personal, siempre con la perspectiva del “engagement”. Y si queremos “enganchar”, si queremos una red de contactos comprometida, leal, con posibilidades, es importantísimo compartir. Naturalmente esto requiere mucho tiempo y dedicación, sin un ROI inmediato. ¡Pero es que eso es “branding”! Y si hacemos marca de verdad, si sembramos, siempre llega el momento de recoger.

¿Tienes algún referente de mujer que te haya servido como ejemplo a seguir en tu carrera profesional?

¿Sólo una? Difícil pregunta. No he tenido nunca un referente único, la verdad. Y últimamente admiro a muchas mujeres, por una u otra razón: Eva Collado Durán, Directora de RRHH de Venca, por su arrojo y optimismo, por haber reinventado su función en la empresa, y por haber confiado en el 2.0 desde dentro; a “nuestra” Elena Gómez del Pozuelo, por su talante colaborador, emprendedor,… ¡y su humildad! El día que la conocí, que pude compartir con ella una MasterClass, me pareció un ejemplo a seguir: ¡Mujer, madre, emprendedora…! “Really WELL-ROUNDED”, como dirían los americanos. O a Julia de Miguel, alguien a quien he conocido por Twitter, parte también de esta red #RRHHMad (aunque es de Burgos), y cuya sensibilidad, que bien transmite en su blog, me hace sacar mi lado más humano cada vez que la leo ¡Gracias a todas, por estar ahí y ser como sois!

Artículo realizado por Alicia Alonso Soldevilla. Puedes seguir a Alicia Alonso en Twitter: https://twitter.com/aliciaalonsoSM

Lee más entrevistas sobre mujeres referentes

  • Eva Levy – “Las mujeres tenemos mucho que aprender de los hombres en los negocios, en su capacidad de networking”
  • E. Higueras: “Me inspiro en las personas que luchan por un mundo mejor”
  • Aida Baida, coach: “Sé sincera contigo misma, ¿qué harías si supieras que no puedes fracasar?”

Autor: Womenalia

Comparte esta noticia en

2 Comentarios

  1. es una borde agresiva sin educación e increíblemente prepotente, por no tener q soportarla se paga dinero. un poquito más de humildad le vendría que ni pintado, y no tantas zarandajas

  2. Entrevista muy interesante Jane. La marca personal, el elevator pitch o MBTI son herramientas que todas deberíamos dominar. ¡Gracias!

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *