INOUT Restaurante, un lugar singular

En el corazón de Collserola descubrimos el INOUT Restaurante, un lugar único, con encanto y al que nadie deja indiferente ¿Quieres conocerlo?

En medio de un paraje natural indescriptible, se encuentra INOUT Hostel, un Centro Especial de Empleo de hotelería y restauración que abrió en el 2005 sus puertas y que a día de hoy es uno de los lugares predilectos para los mochileros y para los amantes de la naturaleza, de la paz y la tranquilidad.

Situado en el corazón de Collserola y a tan solo 15 minutos del centro de Barcelona, el Albergue INOUT sorprende no solo por el paraje inconfundible, ni por las 25 hectáreas de jardines y bosques del Parque Natural que rodea al centro, sino porque es el único hostel en toda Europa donde más del 90% de su plantilla está formada por trabajadores con discapacidad, fundamentalmente psíquica.

Nosotras hemos tenido la oportunidad de conocer un lugar único, singular, que no deja indiferente, ni por su gente, entrañable, trabajadora y servicial, ni por sus fantásticas vistas que te ayudan a olvidar el estrés del día a día, ni por su original decoración que no deja de sorprender en cada uno de los rincones de este albergue que abre los 365 días del año.

Fieles a la filosofía low cost, INOUT hace partícipes a todos sus trabajadores en cualquier menester relacionado con el mantenimiento, el orden y la limpieza, la cocina o la decoración del Albergue que cuenta con más de 190 camas con regimenes de habitaciones compartidas de 4, 6, y 10 personas.

Zona de piscina

Mesas que se cuelgan de la pared, cajones en el techo, la imaginación no encuentra límites en este espacio en el que cada rincón se respira arte. Arte funcional que además de decorar y crear un clima muy acogedor, sirve de pauta para los trabajadores.

Aparentemente arte, pero su función: recordar cómo poner la mesa

El restaurante

INOUT Restaurante es un lugar idílico en el que degustar una cocina tradicional en medio del bosque de Collserola. Nosotras pudimos deleitarnos con las fantásticas vistas desde la terraza, un espacio, que si el tiempo lo permite, es ideal no solo para broncearse, sino para desconectar del bullicio de la gran ciudad a escasos minutos del centro.

El factor sorpresa está presente desde que se pone el pie en el albergue hasta que se abre la carta. Self-Service con cocina tradicional para los grupos alojados, carta para los más sibaritas, picnic para los excursionistas y hasta dietas especiales para vegetarianos o celíacos. Y para los más hambrientos, INOUT ofrece 24 horas de servicio, de bar-cafetería con pizzas y lasañas ¿Qué más se puede pedir?

Un equipo tan profesional como entrañable

Quizás no sea un lugar de cinco tenedores, pero INOUT tiene un cocktail muy especial cedido de la mano del mismísimo Ferrán Adriá. Y aunque su carta no contemple exquisiteces de nombres impronunciables, dignos de los chefs más estrellados, los platos, son como el propio albergue, sencillos, buenos, abundantes y de calidad. Sin apariencias ni florituras, sin vajillas sofisticadas y diseños casi imperceptibles, menos es más, desde el inicio hasta el final, y quien consigue llegar a los postres ¡Felicidades!

Cocina tradicional

Así es INOUT Hostel, una entidad sin ánimo de lucro, que con su gran labor social ha recogido premios como el Premio Corresponsables por integrar valores de sostenibilidad social, económica y medioambiental o la Cruz de Plata del Orden Civil a la Solidaridad Social, de la mano de la Reina Sofía.

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Enla foto de los trabajadores del restaurante solo hay hombres, que pasó con las mujeres, donde están?

    Me gustaría tener más información sobre la experiencia de trabajo con personal con capacidades diferentes.

    Saludos.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *