¿Infieles por naturaleza o monogámicos por vocación?

Walter Riso es un psicólogo con mezcla de varios acentos, una larga trayectoria profesional, realista con las miserias humanas y admirador de la coherencia de vida. Después de ser testigo de los graves problemas sociales y personales que crea la infidelidad ha decidido escribir un libro ‘Jugando con fuego’ de la editorial Planeta donde pretende la prevención de ésta y la promoción de la salud emocional y mental. Nosotras le estuvimos entrevistando. Él nos dio las claves para ser honestos con nosotros mismos y con nuestra pareja.

Walter es una persona muy coherente que está preocupado por ver cómo la infidelidad en pleno s.XXI se ha convertido en uno de los mayores problemas de la sociedad, causando fuertes desajustes emocionales y muchos conflictos familiares. Por este motivo ha decidido escribir el libro ‘Jugando con fuego’ de la editorial Planeta.

Él nos confiesa que el libro no está escrito para los infieles sino que es una reflexión sobre la infidelidad que apunta a crear una prevención y una promoción de la salud emocional y mental. Cómo conseguir una vida afectiva plena y saludable.

Cuidar la vida emocional propia es un fundamento para que la unión y la fidelidad con nuestra pareja funcionen. Walter nos dice que para él ser infiel ante todo es ser honesto y la honestidad es una virtud que se ha tenido que trabajar desde pequeño y teniendo un referente de ejemplo.

El amor también tiene una dimensión ética, hay amores que son dignos y amores que son indignos amores éticos y de estafa. No todo amor es bueno ni aceptable. Los psicópatas aman a su manera, pero después te matan. Hasta un asesino en serie puede sentir amor por sus víctimas, pero después los mata.

Ante un tema tan candente en pleno s.XXI es inevitable preguntar si uno e infiel por naturaleza. Walter sonríe porque sabe que le íbamos a preguntar tal cuestión, pero él se apoya en las teorías de los antropólogos para explicarnos que somos infieles por naturaleza y monogámicos por vocación. Hay una tendencia muy primitiva por parte del hombre en buscar la variedad tanto en el hombre como en la mujer, pero cumple una función adaptativa.

Walter reconoce que el hombre es un ser débil con muchos vicios, pero la cultura nos ayuda a moldear nuestras tendencias instintivas y ponerlas al servicio de una vida totalmente adecuada.

Pero siempre hay un prototipo de persona que tiende a ser infiel más que otro ¿Cuáles son?

Uno de los factores que más afecta es creer que eres inmune, si tu crees que el amor te blindó a prueba de balas es posible que hay caigas, porque cupido flecha por la espalda. Uno puede amar a dos personas sin llegar a darse cuenta, puedes abrir una sucursal afectiva si no proteges a tu corazón.

El amor es la conjunción de tres aspectos, eros (deseo) filia (amistad) agape (compasión, ternura) cuando hay estas tres cosas en la relación está protegida contra la infidelidad, pero tu puedes poner esos tres aspectos en cada persona.

Buscar fuera lo que uno tiene en casa, sucede en personas que tienen una mala resolución de problemas, no son capaces de comunicarse con la pareja. Buscan el escapismo.

‘Jugando con fuego’ de Walter Riso

Infidelidad crónica, un problema de personalidad. Una variedad genética dispuesta a buscar emociones fuertes, a romper normas. Una psicopatía que carece de un modelo educativo

Las personas con una baja autoestima, necesita un feedback que le genere mejorar. Se venden al mejor postor. Tengo mi marido, pero necesito que los otros también me digan que soy maravillosa, generando deseo.

En general en los infieles hay algo de inmadurez emocional, de no ser capaz de tener la inteligencia emocional de poder resolver el problema con mi pareja y resolver el problema a tiempo. Este tipo de inmadurez es una baja tolerancia a la frustración, a la incomodidad, el facilismo… buscar lo más fácil.

Entonces… ¿Qué hay qué hacer para ser fiel?

Antes la fidelidad implicaba jurar amor para toda la vida. Y hemos ido para el otro lado, confundir la infidelidad con libertad, la fidelidad no es ausencia de deseo, seguimos teniendo tentaciones porque somos humanos. Ser fiel es una decisión que implica el trabajo de la voluntad. Fidelidad no es ausencia de deseo sino evitar la ocasión y el autocontrol. La fidelidad es una actitud anticipatoria de prevención. Una alerta naranja. No poner en riesgo algo que vale la pena.

Autor: Elena Del Valle

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *