Homosexualidad: A un paso de la aceptación definitiva

Actualmente la sociedad parece algo más avanzada que 20 años atrás y no me estoy refiriendo a la tecnología y los smartphones que nos absorben hasta convertirnos en autómatas. Me refiero al trato social que se les da ahora a personas a las que en un pasado no muy lejano, se les atribuyeron términos peyorativos que no tenían razón de ser por su homosexualidad.

«Marimacho», «camionera», «maricón», «invertido», «sarasa», «bujarra» y un largo etcétera. Esas son palabras que durante años se han utilizado para señalar a todas las personas que no se ajustaban a la norma social de los chicos con las chicas y las chicas con los chicos.Términos con connotaciones peyorativas que actualmente y por fortuna, en la mayoría de los casos, pierden la batalla.

 

Ahora a las mujeres que no se muestran ante los demás como si fueran princesas, aquellas que llevan el pelo corto o muy, muy corto, van sin maquillar e incluso se atreven a jugar a fútbol, les atraigan sexualmente otras mujeres o no, y siendo juzgadas simplemente por su aspecto físico, ya no se las suele llamar «tortilleras» o «bolleras». Han pasado a otra categoría y ahora se las llama lesbianas.

madres_lesbianasLo mismo sucede con los hombres que se atreven a gesticular más de la cuenta al expresarse, que caminan casi sin tocar el suelo y muestran en general un aspecto más frágil del que cabría esperar, para un tío «macho» con pelos en el pecho. Han dejado de ser «maricones» para ser gays.

¿Cuál es la diferencia? Pues básicamente que llamarles «camioneras» o «maricones» era algo ofensivo, dicho con ganas de molestar y poner en evidencia, mientras que gay y lesbiana son términos que simplemente definen una tendencia sexual.

La corrección lingüística que ha dado pie a esta reasignación de términos es algo que dignifica a las personas. Lo mismo sucede con «putas»,  «chachas», y todas aquellas profesiones que menosprecian e infravaloran a las mujeres que las ejercen, por la terminología que utilizan para referirse a ellas.

Así pues, aunque a pasos de enano, o mejor dicho, de persona de talla baja, parece que la sociedad va reconduciendo malos hábitos con el fin de difuminar las brechas creadas a conciencia durante muchos años.

Imágenes: google images

Autor: Nuria Campín

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/actualidad`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler(' <!DOCTYPE...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includ in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367