Grandes remedios para pequeños imprevistos… ¡Sal airosa!

Cuántas veces te ha pasado que de repente se te cae el primer botón de la camisa en plena calle o que tienes mal aliento y se te han olvidado los caramelos. Miles de imprevistos en el lugar no adecuado y en momento menos oportuno. Así que toma nota de nuestros grandes remedios a tus pequeños males cuotidianos y riéte de ellos.

En el día a día pueden surgir mil imprevistos que te dejan totalmente indefensas en el momento. ¿Qué hacer? ¿Cómo solucionarlo? Te pones nerviosas y lo que parece una tontería crece hasta convertirse en un mundo. En esos momentos tienes que mantener la calma y tener tu pequeño cajón de sastre para resolver el «problemilla». Tú, una mujer 10, no puedes perder los nervios por una pequeñez. Alguna de las situaciones planteadas a continuación te ayudará a salir de más de un apuro.

Reunión a primera hora y tú con resaca .Esta vez el café no sirve. Si quieres llegar a la reunión perfecta, bebe mucho agua, necesitas hidratarte, también bebe un zumo y una infusión. Come unas tostadas con huevos revueltos que te aporten proteínas y carbohidratos. Y después de la ducha fría, que te ayudará a despejar, echa manos de tu corrector de ojeras y perfume. Lava tus dientes bien lavados, que no quede rastro del olor a whisky de la noche pasada

Tienes una cita y no tienes chicles para refrescar el aliento .No pasa nada, hay remedio para todo. Entra en el cuarto de baño de alguna cafetería antes de llegar al lugar donde has quedado. Haz unas cuantas gárgaras con agua caliente. Después, frota bien la lengua con un poquito de papel higiénico para quitar las bacterias que causan mal olor. Por último, aclárate con agua fría. Y la próxima vez no te olvides llevar chicles en el bolso.

Controla tu vergüenza delante del chico que te gusta. Estás en la oficina y de repente se te acerca tu compañero, sí ese que tanto te gusta y del que te sientes un pelín enamorada. Ufff!! Qué sofoco te entra de repente, sudor, y la cara roja como un tomate. Bueno… Inspira despacio mientras cuentas mentalmente hasta ocho, mantén la respiración y espira poco a poco. Repítelo unas cuantas veces y vuelve al relax.

Disipa un rumor Si se trata de un chisme sobre alguien. Hazles un comentario a tus mejores amigos en defensa de la persona afectada. Y si se trata de ti, afirma algo positivo que contradiga el rumor.

Sorprendes a alguien hablando mal de ti. Defiéndete sin atacar. Estás en el cuarto de baño de la oficina y escuchas cómo alguien te está poniendo verde. Cuando salgas, no tengas vergüenza y dirígete a la persona en cuestión y hazlo segura y muy tranquila. ¿Crees que tú y yo necesitamos hablar? ¡Supongo que si tienes algo que decir sobre mí sería mejor que me lo dijeras a la cara! Se quedará blanca como la pared.

Se ha caído un botón de la camisa, estás en la calle y no tienes un imperdible. Cuántas veces te ha pasado que vas por la calle y de repente se nos cae el botón de la camisa. ¿Y ahora qué? Pff ¡Y yo sin imperdibles en el bolso! Coge un chicle que tengas a mano, mastica un trocito y, a continuación, pon el pegote sobre el punto exacto donde va el botón. Aprieta y deja que se seque. Quizá te parezca una guarrería, pero más vale esto que no enseñarlo todo.

El camarero regresa con tu tarjeta de crédito y dice que el banco no la acepta. En primer lugar intenta controlar tu vergüenza respirando lentamente. Y en segundo lugar, actúa disculpándote diciendo «Ahora mismo llamo a mi banco para saber cuál es el problema», no arregla la situación pero te da cierta elegancia y credibilidad. Aunque para ser francas, es mejor que le digas a tu acompañante: «Se habrá desmagnetizado la banda ¿Pagas tú hoy y la próxima yo?

Ya has visto qué soluciones tan fáciles, ahora ya sabes… si te encuentras algún día en una situación similar, no dudes en acudir a estos remedios, ¡Saldrás airosa de la situación!

Autor: Elena Del Valle

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/actualidad`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includ in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367