Generación millennial: Menos redes sociales y más vida

Generación millennial suelen llamarnos, la generación de las redes sociales, de los selfies, la generación multipantalla. La generación que si no se muestra en Instagram, no existe. La generación que olvida las llamadas telefónicas para preguntar ‘¿Qué tal?‘ Con el simple propósito de escuchar su voz. La generación que prefiere los ‘emoticonos’ a dar besos, la generación que prefiere las teclas al tacto de sus manos.

La generación del contacto sin tacto. Que ofrece “likes” a diestro y siniestro en las redes sociales porque intenta creer que eso es suficiente para mantener el contacto. Los que olvidan que alguien no es amigo por darte a “seguir” si no que amigo es aquel que te siga aunque no te apetezca ni existir. Aquellos que presumen de ser sociales en una sociedad en la que sociabilizar se está dejando de lado.

La generación que necesita que su teléfono sea una extensión más de su brazo, aquellos que aunque tengan un día malo sonríen si se trata de una foto que compartir, los que comparten todo en las redes sociales incluso cuando no sienten nada.

La generación obsesionada con dar buena imagen, o con simplemente tener una imagen con la que dar que hablar. Aquellos a quienes no les importa perder su esencia con total de ganar espectadores. Somos de los que lo quieren todo y lo quieren ahora.

La generación con más facilidades para conectar de la historia y sin embargo con una conexión inexistente que nos hace estar más solos que nunca. La generación que prefiere mirar el móvil en lugar de mirarse a los ojos. La generación que se olvida de levantar los brazos y saltar en un concierto porque prefiere grabarlo. La generación del “si no hablan de ti no eres nadie”. Los que ya no saben guardar secretos, somos aquellos que han olvidado a valorar los besos.

La generación que cree que su felicidad depende de tener el nuevo Iphone cuando realmente depende de los abrazos y las caricias que no se compran. Somos los del alter ego, del “yo,mi,me,conmigo”. Somos habitantes de un mundo donde las personas son más gente y menos personas, donde los te quieros son más escritos y menos sentidos.

Y ojalá seamos la generación que abrió los ojos y se dio cuenta de que las vistas eran maravillosas, de que lo que vieron con sus propios ojos era mejor que cualquier cosa al otro lado de la pantalla. La generación que descubrió que disfrutar de un instante en el momento preciso era más significativo de lo que imaginaba, la generación que prefirió desconectar para conectar-nos.

La generación de aquellos que se acordaron de lo bien que olía su pelo cuando pasaba por su lado.La generación que comprendió que la vida son dos días, que eligió la realidad para empezar a vivir, de nuevo.

Ya lo decía Trainspotting: “Elige FacebookTwitterInstagram, con la esperanza de que a alguien, en algún lugar, le importe”. “Elige vida”.

Imágenes: Pinterest

Autor: Deniz Toren

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *