Fruta fresca en invierno

La fruta es el postre más natural y ligero. Es lo mejor para cerrar una comida, sobretodo si es copiosa. Hasta en la casa más humilde puede presentarse un postre de lujo a los invitados. Sólo hace falta tener cuatro o cinco frutas distintas, unos palillos largos y finos y delicadeza.

Las frutas para este postre pueden ser las que tú quieras. Es bueno aprovecharnos de las que son de temporada y escoger las que estén maduras y dulces. Nosotras hemos elegido piña, melón, dos clases de kivis (verde y amarillo) y sharoni (una mezcla entre kaki y manzana). Se trocea la fruta en tacos y se clavan en los palillos alternando frutas, sabores y colores.

Se puede hacer con frutas mediterráneas, con frutas exóticas o mezclándolas. Puede ser la excusa perfecta para entrar a la frutería y probar todos esos extraños frutos que provienen de países lejanos. Es un postre sencillo, bueno y natural. Además, nos convienen postres así de ligeros ya que el trajín de estos días nos hace coger algún que otro quilito.

¿Has probado esta receta? Coméntanos que te ha parecido.

Autor: Regina Cruz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *