Eye Pet… nueva mascota para los peques

Los más pequeños de la casa ya tiene una nueva mascota que cuidar. Llega la era del Eye Pet. Prepárate porque la familia crece cuando nazca esa criatura recién salida de un huevo. No te pierdas nuestras impresiones a cerca del juego.

Hace bastante tiempo colgué el primer video del Eye Pet. Debo decir que la cosa me impresionó. Pensé que aquello era el futuro y que Sony había encontrado la piedra filosofal de la revolución. Meses más tarde, Microsoft presentó su innovador Project Natal. Obviamente, después de aquello, Eye Pet dejó de sorprender. Pero si algo tiene los de Sony es que son muy persistentes, y la verdad es que, con los últimos videos mostrados, me volvió a invadir la curiosidad y esperanza de ver algo realmente innovador.
El martes puede asistir a la presentación oficial del juego, y la
verdad es que el aparatito (o mascota, llamadlo como queráis) no me
defraudó… aunque tal vez esperaba un poco más. Me explico…

La presentación del juego se realizó en la lujosa tienda Sony Style. Yo, con mi previsión habitual, llegué 40 minutos antes, así que no me quedó otra que esperarme. Durante el tiempo de espera, pensé que, después de tantos años viviendo en Barcelona, ya empezaría a ser hora de calcular, con mejor precisión, las distancias y los tiempos. Después de eso me puse a pensar en el Eye Pet y en si realmente es necesario hacer obras en todas las calles de Barcelona a la vez. Pensé en muchas cosas, tropecé con mucha gente y jugué a muchos juegos con el iPhone. Pero nada de eso tiene importancia alguna, así que pasemos directo al momento de la presentación.

La cara de la mascota. Sí o siLa cara de la mascota. Sí o si

18:00, por fin podemos sentarnos (yo y unos cuantos colegas del sector) en unas sillas dispuestas alrededor de una Sony Bravia de dimensiones considerables. Dos chicas de Sony, muy simpáticas, serán las encargadas de presentarnos el juego. A lo mejor es una tontería, pero que dos chicas sean las encargadas de la presentación ya dice mucho del producto. Antes de empezar hace falta colocar la cámara en la posición correcta. Con la cámara situada sólo debemos hacer coincidir la tarjeta mágica (que sirve para todo), en la posición que nos indican, para hacer aparecer nuestra pequeña criatura. De repente, de un pequeño agujero (ficticio) en el suelo, aparece nuestro propio Tamagochi.

Nosotros, en la presentación, empezamos el juego con una criaturita ya crecidita, pero, según comentaron, el juego empieza con un huevo que debemos cuidar. Al cabo de unos días aparecerá, de dicho huevo, nuestra pequeña criatura. Una mezcla entre gato, perro y mono (cosa que me hizo pensar porque demonios nace de un huevo). Durante los primeros días deberemos cuidarlo, limpiarlo y, sobretodo, alimentarlo. Con eso conseguiremos que el bicho en cuestión alcance la edad adulta (como el de la presentación) con el que ya podremos jugar, aceptar retos, superar desafíos y pasarlo en grande.

El aspecto que le dieron al bichoEl aspecto que le dieron al bicho

La mascota es totalmente personalizable. Empezando por el color y terminando con el peinado. Un potente editor nos dejará escoger como lo queremos. Obviamente, a medida que superemos retos iremos consiguiendo nuevos diseños, colores, peinados, etc. Aún así, la forma del Pet siempre será la misma, o séase, no podremos escoger entre distintos modelos de mascota. También podremos descargar nuevo material desde la PS Network, aunque no habrá opción para hacer competir las mascotas, intercambiarlas con otros usuarios o comparar resultados.

Nuestro acuario virtualNuestro acuario virtual

Las chicas de la presentación se hartaron de decir que el juego está claramente enfocado a los niños, concretamente a los niños de entre 6 y 12 años. Es por eso que nuestro bichito nunca podrá morir, por más que lo intentemos. Aunque nos pasemos días sin darle de comer, limpiarlo o jugar con él, lo máximo que conseguiremos será que esté triste. También nos llamó la atención la “memoria” del ser. Nuestra mascota detectará quién es el que juega más con él, así que si alguna vez jugamos con más gente este irá siempre con el que tenga más confianza. Lo mismo pasará con la voz, ya que nos detectará el tono y será capaz de reconocernos. Otra curiosidad, relacionada con la memoria, serán los sueños y las pesadillas, que harán que recuerde momentos vividos con nosotros. Según nos comentaron, aunque no lo pudimos ver, cada día deberemos superar un reto con la mascota. Dicho reto durará unos 40 minutos, y servirá para que el niño se responsabilice del animal-virtual. Además, podremos jugar con él, alimentarlo, limpiarlo y, lógicamente acariciarlo. Estas acciones serán las que juzgaran el grado de felicidad de nuestro querido ‘Pet’.

En general me pareció una propuesta muy interesante para los niños. Especialmente para aquellos que, por motivos X, no puedan tener una mascota de verdad. Lamentablemente también debo decir que el juego me pareció sumamente repetitivo, sin objetivos claros que alarguen la vida del título y con un control que a veces resulta demasiado confuso y poco preciso. Los niños se lo pasarán en grande jugando con la mascota, aunque me pregunto durante cuanto tiempo va a enganchar a los usuarios. Lógicamente los adultos no lo verán como un juego al que dedicarle horas y, pasada la sorpresa inicial, Eye Pet ofrece pocos alicientes para seguir jugando. Un modo Online, más opciones durante el juego o, incluso, la posibilidad de que se nos muera la mascota habría dado mucho más jugo a un título que, repito, está claramente orientado a los niños.

Presentación Eye PetPresentación Eye Pet

El juego ya está a la venta. El pack costará prácticamente 50 Euros, e incorporará la cámara y la tarjeta mágica. De momento no habrá opción de comprar sólo el juego, sin cámara, se entiende. En resumen, Eye Pet es el Tamagochi del siglo XXI, y sin duda veremos mejoras y actualizaciones capaces de arreglar esos pequeños defectillos. Para terminar no puedo evitar dar una opinión claramente machista (pido perdón): Creo que las mujeres, con su mayor (y mejor) sentido maternal y de la responsabilidad, se lo pueden pasar en grande con el título. Aunque no sé durante cuanto tiempo…

Autor: Aleix Caballeria

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *