Escapadas: Santander, una ciudad de cara al mar

Santander es sin duda una de las opciones más atractivas para el turista que decide hacer un recorrido por el norte de España, ya que combina a la perfección un bonito patrimonio arquitectónico con el encanto y el atractivo que proporcionan sus playas.

La Catedral de Nuestra Señora de la Anunciación, la Torre y las murallas que rodeaban la ciudad antigua son sus edificaciones que no debes dejar de visitar si viajas a Santander.

Si eres un amante del sol y la playa, sin duda la más conocida de la ciudad es la del Sardinero, que cuenta con una curiosa historia: en realidad El Sardinero son dos playas, y hace algunos siglos la primera estaba especialmente reservada a la nobleza y la burguesía y la segunda era la única a la que podía acceder el pueblo llano.

Lógicamente, esto pasó a la historia hace muchos años y actualmente las dos playas se han convertido en las más concurridas de la ciudad. Pero no son las únicas, la playa del Camello o la playa de Los Peligros son otras dos zonas mucho más pequeñas en extensión, pero enormes en belleza.

Y en cuando a las edificaciones cercanas a la costa, el Faro de Cabo Mayor se ha convertido por méritos propios en uno de los símbolos de la ciudad, ya que sus vistas al mar son impresionantes.

Para que tu recorrido por Santander sea completo debe finalizar en la Península de la Magdalena, que actualmente es un atractivo parque. En esta Península puedes visitar el Palacio de la Magdalena, uno de los edificios más interesantes de la ciudad y en sus alrededores un pequeño zoológico con animales tan simpáticos como las focas. La Península desemboca en la playa de la Magdalena, donde podrás pasar unas horas de reposo y tranquilidad.

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *