Entrevistamos a Juan Eslava Galán, autor de ‘De la alpargata al seiscientos’

El escritor andaluz Juan Eslava Galán acaba de publicar ‘De la alpargata al seiscientos’, un libro que recorre la vida en España durante los años 1952 hasta 1960, años de enormes cambios para una sociedad que acababa de escapar del hambre y la miseria de la postguerra y que se dirigía a una relativa prosperidad. Nosotras.com pudimos entrevistar al autor en Barcelona.

Franco era un vago‘, así de claro nos lo cuenta Eslava Galán, quien después de documentarse durante largo tiempo ha querido contarnos qué sucedía en nuestro país durante ocho años claves para nuestro desarrollo. Esta crónica recoge desde la hazaña de los españoles que cambiaron la alpargata por el entonces popular Seiscientos, pasando por caso del gañán extremeño que fue multado por abusos sexuales al Caudillo. Nos descubre como fue la llegada de las turistas en nuestro país y cómo y gracias a quien éstas pudieron empezar a desfilar sus carnes por las playas de Benidorm. De la alpargata al Seiscientoses una mirada emotiva a una época dulce y a la vez muy cruda, años que los españoles recordaremos siempre con cierta nostalgia. Vamos a ver qué nos cuenta el escritor.

Iphone, Blackberry, conexión las 24 horas del día, redes sociales… Las innovaciones tecnológicas están a la orden del día y se dice que vivimos en la sociedad de la información. Quizás nos creemos muy modernos, sin embargo nos sigue encantando aquello que habla de tiempos pasados, como su libro. ¿A qué se debe? Buenos días, y por cierto, felicidades por el trabajo hecho.

Gracias. Pues se explica porqué siempre queremos saber de donde procede todo, hasta nosotros mismos. Precisamente este decenio que describe el libro es justo donde se ponen las bases de todo lo que somos ahora y yo creo que es muy importante saber cual es la procedencia de las cosas, y de nosotros mismos por supuesto.

¿Por qué la alpargata y el Seiscientos para el título del libro?

Porqué son los objetos más característicos, son símbolos. La alpargata es el calzado de los pobres, me sirvió para subrayar la miseria. El seiscientos retrata el consumo, el viaje en familia. Es un paso enorme.

Si nos centramos en personajes veremos que también hay muchos que destacan, pero ¿quién cree usted que es ‘el olvidado’ de nuestra historia?

En la historia siempre incidimos en los personajes que hacen la historia, como Franco, los ministros, Picasso…. Pero nunca ponemos atención a la gente que padece la historia en si, así que en este libro (a parte de hablar un poco del Caudillo y sus acompañantes) he centrado la atención en la gente que sufre la historia, los que tienen esperanza.

A veces cuando intentamos hablar de estos temas con la gente mayor encontramos silencio, hay dolor. ¿Por qué motivo en el libro trata con humor unos años que no fueron precisamente graciosos?

Tienes que ponerle humor porqué de lo contrario te sale un libro amargo. Los libros tienen que ser siempre de lectura amable. La aproximación humorística de cosas serias es un estilo muy español.

¿Hay un público perfil para su trabajo?

No, yo escribo para todo el mundo. Pero sí sé que este libro lo van a disfrutar las personas que vivieron aquellos años aunque solo fuesen niños. Pero lo cierto es que también lo van a disfrutar los más jóvenes, quienes creerán que todo esto parece increíble o exagerado cuando en realidad, si lo preguntan a los mayores, se trata de hechos que verdaderamente ocurrieron.

Ha habido cambios enormes, es cierto, pero últimamente todo se está transformando a gran velocidad. ¿Se podría escribir un libro que fuera del 2002 al 2010?

Yo creo que para escribir estos libros se necesita distancia., lo mismo que para ver bien una montaña es mejor que la veas des del llano. Hay que tomárselo en frío para hacer las cosas desapasionadamente.

Tomarse las cosas en frío no es algo sencillo para todo el mundo. ¿Hay alguien que si ahora leyera este libro podría molestarse o sentirse ofendido?
Sí, las personas que adoran aún a Franco no les va a gustar, ya aviso. Yo en este libro demuestro con fuentes como el dictador era un vago, pero hay personas que todavía se creen la propaganda de entonces.

Portada del libro ‘De la alpargata al Seiscientos’

Hablando de fuentes, hay una documentación, hay unos hechos y una historia, sin embargo existen infinitas versiones. ¿A uno, a la hora de escribir historia, esto le molesta o por el contrario le abre más puertas?

Documentación hay sobrada, así como también hay muchas memorias de gente que vivió y escribió, y finalmente hay los estudios y estadísticas reales. Contrastándolo todo puedes ver claramente qué es verdad y qué es mentira. El Valle de los caídos por ejemplo, fue un logro… un logro propagandístico.

Un logro propagandístico pero que hoy en día es un punto turístico bastante importante. ¿Tendrían que seguir organizándose excursiones por estos monumentos o sería mejor olvidarlas?

No se debe destruir nada. Yo soy partidario de verlo solo como un trazo de la historia, y la historia no se puede negar porqué ha ocurrido.

La monarquía, otro tema que trata en el libro, también forma parte de la historia. Por esta regla de tres ¿también debemos conservarla?

Las partes negativas no hay que conservarlas. Hay que conservar un monumento, lo que no hay que conservar es un privilegio. En el caso de España la monarquía tiene algo especial: nuestras leyes provienen del derecho romano, y en él hay un principio que dice que no se puede ceder aquello que no se posee, parece lógico. Franco llegó al poder mediante un golpe de Estado, así que por traducirlo podríamos decir que el Caudillo robó el Estado. Al cabo de unos años designó al rey como sucesor de la monarquía, ¡pero atención!, cedió algo que no le pertenecía porqué ya hemos dicho que lo había robado. Así que resumiéndolo, actualmente el rey se encuentra representando algo que no le pertenece.

En el libro se habla mucho del nacional-catolicismo y la religión impuesta desde bien pequeños. El 7 de noviembre de 2010 nos visita a Barcelona el Papa. ¿Cómo se explica que una ciudad tan moderna y con tanta diversidad en todos los sentidos gaste un dineral preparando la visita del sr. Ratzinger?

Si la persona que nos visita es un jefe de Estadoes hay que recibirle como cualquier otro jefe de Estado. Pero si es líder religioso esta visita debería pagarla quien le quiera seguir, y no con mis impuestos, por ejemplo, que soy agnóstico. Lo que está ocurriendo es otra injusticia que se remonta también a los tratados que Franco hizo con la Iglesia, algo que explico en el inicio de mi libro.

¿Que nos deparan estos año que vienen?

Vienen años difíciles. Las vacas gordas ya pasaron y se acabarán en 2014 porqué se va a acabar el fondo europeo. Van a desfilar vacas flacas y los que más las verán pasar va a ser la gente joven. En mi vida he ido viendo como cada vez podía tener más y más. Pero los jóvenes han nacido teniendo mucho y ahora van a ver como cada vez tienen menos aunque se vuelquen trabajando cada vez más. Ahora viene una etapa muy dura.

Así pues ¿es verdad eso que dicen que todo tiempo pasado fue mejor?

Hay tiempos pasados que fueron peores. A mi esta mañana me dolían las muelas, me tome una pastilla barata y ahora mismo estoy la mar de a gusto. Pero a Felipe II, que era dueño de medio mundo, si le dolían las muelas tenía que fastidiarse. Así que no todo tiempo pasado fue mejor, pero los diez años pasados si fueron mejores que los diez que están por venir, eso seguro, ¡habrá que afrontarlo!

Autor: Laura Casals

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *