Entrevista: Mar Galtés y Esther Casademont nos desvelan la realidad de la Superwoman

Esther Casademont dedicada al campo de los RR.HH desde hace varios años, un buen día le hizo una proposición indecente a Mar Galtés, redactora de la sección de economía de la Vanguardia. ¿La proposición? Escribir un libro donde explicar lo díficil que es ser una buena esposa, madre, profesional y no morir en el intento. ¿El resultado? El timo de la Superwoman de la editorial Planeta.

Mar y Esther nos explican sin ningún tapujo qué se esconde detrás de las mujeres que aparentemente parecen Superwomans. Nos desvelan la realidad de aquellas mujeres que encaran muchos frentes a la vez sin renunciar a un buen puesto laboral, así como también el esfuerzo y sacrificio personal que se esconde detrás de cada una de ellas. ¡No te pierdas la entrevista!

¿De dónde nace la idea de escribir el libro ‘El timo de la Superwoman’?

Esther Casademont es un contacto que yo tenía de temas de RR.HH y un día contacté con ella para hacerle una entrevista. En medio de la entrevista, ella me dice que quería escribir un libro y que lo quería hacer conmigo. Me dijo: -‘Vamos a contar lo difícil que es ser una buena esposa, madre, profesional y no morir en el intento’.

¿Y el resultado ha sido…?

Una serie de anécdotas reales, no nos hemos inventado ninguna, de lo que le sucede a las personas de nuestro alrededor. Una realidad por la que pasan muchas que mujeres que intentan trabajar, cuidar la vida personal y familiar sin renunciar a una buena profesión.

Pero… detrás de las Superwoman se han forjado muchos tópicos ¿Es realidad o ficción?

Hay que evitar siempre los tópicos que se crean alrededor de las mujeres que han llegado lejos profesionalmente, porque detrás de ellas hay una historia personal llena de renuncias, sufrimiento, también alegrías, pero sobre todo muchas horas de trabajo. Ellas igual que nosotras no lo han tenido fácil.

¿Cuál es el mensaje que queréis lanzar al resto de mujeres?

Queremos transmitir mucho ánimo y energía para todas aquellas mujeres que están dentro del papel de la Superwoman para evitar que tiren la toalla en lo profesional y en lo personal.

¿Por qué el timo?

El timo está en que las mujeres queremos llegar a todo, pero el precio que tenemos que pagar para conseguirlo es muy alto. La idea que queremos transmitir es que si tu le preguntaras a una de estas Superwomans, seguro que te diría que es una Superwoman chamuscada, en el sentido que tiene que luchar duro en muchos frentes a la vez.

Entonces… ¿Qué tendría que cambiar?

Tendría que haber más flexibilidad en horarios para una mejor organización.

Tema conciliación empresa-familia ¿Creéis en ello o también es un timo?

La conciliación es un timo cuando se plantea solo para las madres con hijos pequeños, entonces sí que es un problema.

Conciliación debería ser más flexibilidad y estructuras más racionales que permitan un mejor equilibrio de la vida profesional y personal.

Así es como la hemos querido plantear nosotras, porque cuando se plantea como una obligación de las madres con los hijos pequeños, trabajando media jornada entonces se convierte en un círculo vicioso. La madre se siente mal por no estar el suficiente tiempo con sus hijos, a la vez que el empresario la tiene que contratar media jornada.

¿Qué papel tiene el marido dentro de todo esto?

La flexibilidad horaria y la baja maternal tendrían que combinarse entre ambos cónyuges, porque los hijos son tanto del padre como de la madre. Una baja maternal en una vida laboral de 40 años es muy poco. Si contáramos las horas que gastan los hombres en comidas de empresa, sumadas podrían dar una baja maternal a lo largo de una vida.

¿Creéis que la mujer y el hombre algún día estarán al mismo nivel profesional?

Si las condiciones de formación de las mujeres están a la altura de la de los hombres hay que entender que hay un tapón social que lo impide. Si la mujer está igual de preparada y formada que el hombre tendría que haber una condición de igualdad en el campo profesional.

Nosotras hemos dado el paso de la formación y de entrar en el mercado laboral, entonces no tiene sentido que los hombres no hayan dado el paso en la conciliación familia-trabajo. Y es hacia donde tenemos que avanzar.

¿Por qué crees que en España no imitamos otros sistemas como el finlandés o alemán en cuestión de horarios laborales y bajas maternales?

Es un problema de tradición y cultura. España es el país que más horas se trabaja y en el que peor productividad hay. Algo se está haciendo mal. No es un invento que los horarios no tengan sentido. No nos sirve decir que siempre se ha hecho así. Igual vale la pena replantear el tema y tomar medidas para reconducirlo.

¿Consejos para que una mujer aprenda a afrontar la crisis con recursos?

Creo que el mejor consejo es que la mujer utilice el sentido común. Porque al final las mujeres, a lo largo de la historia nos hemos acostumbrado hacer muchas cosas a la vez y avanzar encarando muchos frentes a la vez sin perder el norte. Sin embargo, el hombre va gas a fondo y de repente un día frena, mira a su alrededor y se da cuenta que se ha perdido la salida adecuada.

El otro consejo es la flexibilidad. Las mujeres somos mucho más prácticas en el uso del tiempo por necesidad, porque tenemos menos tiempo que perder. Y eso da una productividad mayor.

¿Hasta que punto creéis que una mujer puede renunciar a su trabajo para dedicarse a la familia?

Este es el gran quid del libro. Lo que creemos es que ningún hombre ni ninguna mujer deberían renunciar a su trabajo por la familia y viceversa.

Nosotras, en el libro hemos intentado evitar el verbo renunciar para apostar por la palabra saber elegir en cada momento, ya que cada matrimonio en cada etapa por la que pasa tiene unas necesidades diferentes y hay que saber ir acompañando esas necesidades vitales con las profesionales.

¿Qué garantiza tener una mayor flexibilidad?

La gente si tiene cierta flexibilidad y libertad trabajamos mejor y sacas lo mejor de ti mismo. Y cuando tienes los objetivos claros y aprovechas el tiempo al máximo en tu trabajo, estás organizándote mejor y a la vez es un enriquecimiento para la empresa.

Autor: Elena Del Valle

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *