Entrevista a la guionista de «Confesiones de una compradora compulsiva»

Los acreedores la persiguen y su situación económica es un pornolar izle mobil seks rokettubeauténtico caos. Y, aún así, no puede resistir entrar en las tiendas. Rebecca Bloomwood (Isla Fisher), la protagonista de CONFESIONES DE UNA COMPRADORA COMPULSIVA, es una encantadora y despreocupada heroína a quien le encanta gastar: simplemente no puede parar. Siempre va deslumbrante, pero el precio que tiene que pagar por ello es muy alto.

En esta optimista y divertida película, Becky es el tipo de heroína con la que cualquiera (al menos la mayoría) puede identificarse. Es divertida, simpática y atractiva, aunque pronto descubrimos que el consumo es su talón de Aquiles.

Nada puede detenerla, ni siquiera las deudas que tiene con las tarjetas de crédito que acabarán arruinándola. Su adicción siempre la está metiendo en líos. Y la ironía de la historia es que esta joven despilfarradora es una columnista financiera (que antes escribía para una revista de jardinería) que acaba dando consejos financieros a sus lectores.

Hugh Dancy hace el papel de su jefe, que se enamora de ella a pesar de sus defectos. El filme ha sido dirigido por P.J. Hogan (La boda de mi mejor amigo) y producido por Jerry Bruckheimer. Patricia Field, diseñadora de vestuario ganadora numerosos premios cinematográficos, ha aportado su inimitable estilo a la película con una deslumbrante colección de coloridos modelos.

Entre el famoso reparto de actores secundarios se encuentra Kristin Scott Thomas, Krysten Ritter, John Goodman y Joan Cusack.

Sophie Kinsella, una de las productoras asociadas de la película, trabajó de periodista financiera durante un breve periodo de tiempo antes de dedicarse la ficción. Es autora de la serie de libros «Loca por las compras», además de novelas independientes como «La reina de la casa», «No te lo vas a creer» y «Remember Me?» También ha escrito novelas firmadas con su nombre verdadero: Madeleine Wickham.

La novelista y su marido, Henry, viven en Londres con sus tres hijos: Freddy de 12 años, Hugo de 11 y Oscar de 3.

Confesiones de una compradora compulsiva

¿Tu heroína, Becky, tiene algo de ti?

Sophie Kinsella: «Cuando salimos de compras aplicamos la misma ‘lógica’, pensamos igual. Las gangas son irresistibles: ‘Compra uno y llévate otro de regalo’ y llenas el armario de cremas hidratantes, por ejemplo. Es algo que hago constantemente. Cuando Becky dice que las hidratantes son un artículo de primera necesidad, ésa soy yo. Para mí es algo básico. ¿Quedan bien reflejados tus libros en la película? Sophie Kinsella: «Pienso que la película es genial, captura la adicción a las compras y el humor. Ofrece una imagen del dilema y creo que Isla captura perfectamente las cualidades de Becky».

¿Cómo crees que Isla Fisher consigue dar vida a tu personaje?

Sophie Kinsella: «Me encanta que puedes ver lo que está pensando por la expresión de su cara: cuando la pillan o cuando desea un vestido ardientemente. Sabes exactamente lo que le está pasando por la cabeza. Es divertida, encantadora y dulce. En los libros nunca he descrito cómo es Becky físicamente, una estratagema deliberada porque quería que todo el mundo se identificara con ella.

Sophie Kinsella nunca ha descrito como es Becky, su personaje principal en las novelas para que todas puedan identificarse con ella

Para mí lo importante de Becky es cómo es por dentro. Sé perfectamente lo que piensa y cuando estoy escribiendo es como si no la viera a ella, sino que estoy viendo el mundo a través de sus ojos. Así que cuando decidieron hacer la película era una pizarra en blanco, y para mí no se trataba de encontrar a una actriz con un determinado aspecto físico, sino a un tipo de persona. Podemos ver cómo codicia los artículos de las tiendas, cómo la pillan en situaciones absurdas y entendemos por qué hace lo que hace. Lo importante de Becky es que tiene que ser graciosa e Isla es muy graciosa. Cuando me dijeron que le habían dado el papel a Isla pensé: ‘Sí. Es genial'».

¿Puedes contarnos algo sobre el pañuelo verde? ¿En qué forma es relevante y por qué es especial?

Sophie Kinsella: «El pañuelo verde es especial porque es muy delicado. Hay una escena en la que se ve a Rebecca a través del pañuelo que me encanta, porque filtra la luz. El pañuelo que usan es deslumbrante, es una prenda con mucho movimiento, que va flotando cuando anda. Es relevante porque es la primera cosa que une a Becky y a Luke, así que tiene un gran sentido romántico. Es una anécdota del libro. Becky quiere el dinero para comprar el pañuelo y altera todo con tal de comprarlo; y Luke le acaba dando el dinero. Ella le cuenta que lo quiere comprar para una tía suya que está enferma y él la acaba pillando. Para mí esta escena es mágica porque él en ese momento comprende cómo es».

Sophie Kinsella nos habla sobre el vestuario de la película "Confesiones de una compradora compulsiva"

¿Te quedaste prendada con alguno de los modelos de la película?

Sophie Kinsella: «Me encantan todos, la ropa es alucinante y muy sugerente. Me gustaron sobre todo los cinturones. Después de asistir al rodaje, empecé a ponerme cinturones con todo».

¿Qué aprendiste sobre moda?

Sophie Kinsella: «Después de estar en un plató, con tantos modelos alucinantes, ves la ropa de forma diferente. Empleaba cualquier excusa para ir al tráiler de vestuario, como puedes imaginarte. Ves cómo crean una imagen por completo, de la cabeza a los pies. Muy distinto de como yo lo hago, abro el armario y empiezo a sacar cosas a lo loco para crear un conjunto.

Sophie Kinsella nos comparte su punto de vista acerca de la moda

¿Cuál es tu modelo favorito de la película?

Sophie Kinsella: «Ésta es una pregunta muy difícil, porque me encantaron todos. Me encanta el conjunto morado que lleva Becky en la entrevista de la revista Alette. Es alucinante. Pero mi favorito es el vestido de Lanvin de color lila que lleva un gran volante y que se ajusta con un cinturón. Lo compra en Barney’s y se lo pone con un collar alucinante para salir en televisión».

¿Conseguiste quedarte con algo de la película?

Sophie Kinsella: «Ya que lo preguntas, conseguí birlar un bolsito que sale en la escena de las rebajas. Es un bolso de mano rojo y es precioso».

¿Te estás preparando para el estreno de la película?

Sophie Kinsella: «Desde luego. Estoy haciendo Pilates de emergencia. Pensé: ‘¡Oh no! Me paso el día sentada comiendo galletas, debería de hacer algo’. Así que he contratado a un entrenador personal para ponerme un poco en forma. Pero pienso disfrutar de la noche. Tengo pensado llevar un vestido ceñido, blanco y negro, de Alexander McQueen (por eso necesito el Pilates) y un bolso alucinante de Alexander McQueen, con una bandera británica en rosa. Es súper emocionante, no he estado tan emocionada en mi vida».

La escritora nos cuenta cómo se prepara para el estreno de "Confesiones de una compradora compulsiva"

Por último, ¿tienes algún consejo para las personas locas por las compras?

Sophie Kinsella: «Si sientes la necesidad de comprar algo, compra algo pequeño. En lugar de comprar un bolso de Chanel, compra una barra de labios de Chanel. También te hace sentir especial y tiene el magnífico envoltorio que tanto nos gusta. Vete a una tienda elegante y disfruta viéndolo todo. Después vete a la zona de perfumería y compra sombra de ojos en lugar de un conjunto de la cabeza a los pies. Esto sigue siendo emocionante. No tiene sentido tratar de desengancharse dejando de comprar del todo».

Ver Más…

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *