Entrevista a Fernando Griffell (Director de La Casona): ¿Te gustaría aprender a actuar?

Los medios de comunicación se encargan de informarnos de la vida personal de actores y actrices famosos, sex izle seks izle seks los cuáles nos hacen sentir admiración e identificación por ellos gracias a los personajes que encarnan en películas, programas de tv y obras  teatrales, pero… ¿Cómo se forma un buen actor? Te invitamos a conocer una escuela de teatro.

El proceso para que un actor se forme requiere mucho tiempo y compromiso, la verdadera cuna en donde se va gestando quien en un futuro se convertirá en buen actor es el teatro; en Barcelona, existe un lugar donde ese proceso será cobijado por una gran familia que te acoge, con una gran experiencia profesional y te ayuda a encontrar a la actriz o el actor que llevas dentro: La Casona.

Hablamos con Fernando Griffell, director de La Casona quien amablemente nos contó todo lo que hay detrás del proceso de crecimiento de un actor.

¿Te gustaría aprender a actuar?

La Casona es un centro de formación e investigación teatral que fundó Fernando Griffell en Barcelona en 1980 con una vocación de aprendizaje, exhibición y producción de teatro.

El 40% de la población estudiantil de La Casona es extranjera lo cuál enriquece mucho las clases porque cada quien aporta su experiencia y toque personal al momento de crear con los compañeros una escena o preparar un personaje.

El actor se concibe como un creador

Fernando Griffell nos comparte la esencia de la escuela: ‘Hay una idea que mueve nuestra actividad, que mueve mi hacer en el teatro y por consiguiente la actividad de la escuela y es la idea de que el actor es un creador. No es un mero intermediario entre el autor y el espectador, tampoco debe considerarse como un mero elemento escenográfico parlante al servicio del director‘.

En La Casona se reivindica la figura del actor y de la actriz para verlos como creadores que modifican, crean, inventan y ratifican lo que dice el autor o que lo contradicen, siempre iluminando el texto teatral con su creatividad personal.

Potencia tu creatividad con la actuación.

La creatividad es el motor que salva al actor de ser simplemente un títere al servicio del director o del autor. Por lo que en todo momento se potenciará la creatividad de los alumnos. Le preguntamos al director de La Casona ¿Qué tan importante es la creatividad para un actor?

 ‘Una de las cosas que hacemos es que a la gente que viene a formarse como actores, intentamos, a lo largo de todo el proceso, pero sobre todo en la primera etapa, rescatar lo que traen de creadores, convencerlos de que pueden ser creadores… que se asuman como creadores, no como modificadores’.

En la propuesta pedagógica de La Casona hay una herramienta fundamental: El Método de las Acciones Físicas de Stanislavski

Fernando Griffell nos explica en qué consiste el Método de las Acciones Físicas (MAF): ‘Es la verdadera herencia stanislavskiana ya que surge como una autocrítica que el maestro ruso se plantea en 1934 que plantea un giro de 180° en lo que él venía proponiendo desde hacía tres décadas que se conoce como ‘la memoria emotiva’ que se utiliza en el Actor’s Studio.’

El MAF es una especie de trampolín hacia la creatividad porque permite convertir al autor en un inventor, lo lanza a un universo que le permite partir del texto teatral pero independizarse de él.

¿Cuál es el perfil de los alumnos de La Casona?

El director de La Casona nos habla sobre el perfil de los alumnos:

‘El alumno de hoy es un alumno que tiene mucho más claro que quiere ser actor, que viene con una formación cultural inferior a la que se tenía hace 10 ó 20 años (sobre todo los más jovencitos). Tu piensa que un curso regular es de 18 años para arriba hasta 35 en el curso integral (que es el curso completo) y encontramos que en la franja entre 18 y 25 hay una gran ignorancia de todo. Hay una gran ignorancia de cultura, en cambio, tienen más claro que quieren hacer teatro’.

Para entrar en La Casona debes tomar un cursillo de iniciación

La forma de ingresar a este centro es mediante cursos de iniciavión a través de los cuáles el aspirante a alumno conoce la metodología de la escuela y los profesores evalúan a los alumnos, se crea una especie de química común en la que te enamoras de la escuela y la escuela se enamora de ti.

¿Cómo son los cursos de iniciación?

Cursos de Iniciación

Fernando Griffell nos explicó como funcionan los cursillos de iniciación:

‘Para entrar en La Casona nosotros hacemos unos cursillos de iniciación que nos permiten seleccionar a la gente. Hay gente que no entra a La Casona, hace pocos días terminó un cursillo y un muchacho con un perfil que como actor seguramente lo aceptarán en otro centro, su nivel cultural era tan bajo que, cuando le hicimos la devolución después del cursillo le dije: tienes que darte cuenta que tú pretendes dedicarte a una actividad que tiene que ver con la cultura, tú vas a ser un agente cultural si eres un actor, entonces no puedes no saber lo que significan determinadas palabras, no puedes no saber qué pasa en el mundo, qué pasa en tu entorno, prepárate, estudia y vuelve en dos ó tres años y entonces ya veremos…’

La idea que predomina actualmente del éxito rápido está haciendo mucho daño: Fernando Griffell

En los cursillos de iniciación experimentarás un poco de improvisación, manejo de emociones, dejarás atrás los complejos y te podrás concentrarte en el tiempo y espacio que permea arriba de un escenario: el aquí y el ahora.

La fama y la belleza

El actor y fundador de La Casona nos comentó:

‘Estamos en un momento en el que los chicos están con la sensación de que si a los 25 años no han triunfado ya mejor piden la prejubilación y eso está haciendo mucho daño, esta velocidad que les ha imprimido el sistema capitalista en este momento de su proceso’

La mentalidad de las televisoras son nocivas

Le preguntamos a Fernando ¿es necesario ser guapa o atractiva para incursionar en el teatro, crees que eso garantiza el éxito?

‘No, en absoluto. Justamente La Casona se caracteriza por no ser una escuela coleccionista de guapos y guapas, lo digo así porque hay otras que sí, aún siendo escuelas privadas lo único en que se fijan es en el físico. Para determinadas cosas la belleza física puede ser una ayuda pero también puede ir en contra porque es fácil encontrar decenas de actrices y actores guapos que quieren demostrar que son buenos actores pero que no los dejan pasar de la barrera de sex symbol’.

‘Así como nos pasa en la vida real que hay feos y feas que son simpáticos y que son entradores y que te enamoras enseguida por la mirada, en el teatro pasa lo mismo. Hay gente que no es que sean feos o lindos sino que son raros, esos son los más interesantes.’

¿Belleza o rareza?

Fernando Griffell nos puso un par de ejemplos, Sean Connery es una belleza vulgar (demasiado perfecto) y Jean Reno es un tío raro, también Gerard Depardieu (salvaje, feo), lo importante es la personalidad y la expresión.

Si en la vida se utiliza la expresión ‘Dinero mata carita’, en el teatro podría ser ‘personalidad mata todo’.

El teatro te aportará muchos beneficios a tu vida personal y profesional como aumentar tu seguridad

¿Cuál es la máxima enseñanza que el teatro puede dejarle a un ser humano?

‘Valorar el presente es un aspecto central del teatro porque es efímero, dura lo que dura una función, por lo que la valoración del aquí y ahora de la escena que mencionamos mucho en La Casona es fundamental. Si yo pienso en un actor y lo comparo con un escultor o pintor, lo maravilloso y complejo que tiene el teatro es que el pintor tiene las herramientas para expresar su arte fuera de él (el pincel, la tela, el escultor tiene el cincel, el mármol o el barro) pero la materia prima con la que crea el actor es su propia humanidad y esto es una percepción maravillosa, evidentemente más compleja que la otra… el pintor puede volver a pintar la tela de blanco y empezar de nuevo, el escultor puede tirar el trozo de mármol, coger otro y seguir trabajando hasta que está conforme. El actor conjuga esa cosa de ser la materia prima, ser el artista, ser el material y además tiene UNA oportunidad cada noche’.

Si quiero incursionar en el mundo del teatro ¿qué debo hacer?

Cómo empezar en el mundo del teatro

La idea de que los actores se forman en los escenarios es una idea antigua, es necesario entrar en un proceso de formación. Desterrar la idea de que el actor nace, el actor SE HACE, por lo que es necesario aprovechar el talento y canalizarlo con las herramientas pedagógicas adecuadas.

El actor no nace, SE HACE

¿Qué pasa con el talento?

‘El tema del talento es muy controvertido, yo creo que las condiciones del entorno que te rodea en los primeros dos o tres años de vida, son las que pueden condicionar o las que pueden generar un estado de receptividad, un estado especial de sensibilidad que luego tu puedes canalizar en cualquier vertiente artística, puedes ser un maravilloso pintor, un maravilloso actor’.

¿A qué obras debe acercarse un alumno de teatro?

‘A mí se me sigue poniendo la piel de gallina con García Lorca y adoro a Shakespeare porque te abre caminos permanentemente para interpretar lo que sus personajes dicen. Me gusta la ironía de Harold Pinter (por hablar del alguien vivo), o me gusta el amor por el actor que siente la dramaturga Griselda Gambaro donde ves que cada frase está pensada para el actor y no para su lucimiento literario, podría seguir diciendo algunos más pero creo que con estos cuatro es suficiente’.

Si quieres enriquecer tu vida adquiriendo habilidades que te permitirán perder el miedo a hablar en público, sentirte con una mayor confianza en ti, conocerte mejor y sorprenderte con los retos que irás superando día a día cada vez que asistas a clase y hacer del lema ‘La acción es el verdadero lenguaje del actor’ algo presente en tu vida, recordarás que no hay que decir ‘voy a hacer’ sino ‘hacer’ en realidad.

No dudes en contactar a La Casona.

LA CASONA, Formació i Investigació Teatral de Barcelona
C/ Càceres, 8
08028 BARCELONA
Tel 93 422 69 22
info@lacasona.es
www.lacasona.es

Lo mejor es que si les llamas y mencionas que leíste el artículo en Nosotras te ofrecerán un 10% de descuento en sus cursillos de iniciación.

‘El teatro no es necesario, la humanidad no necesita el teatro, Pero si vas a hacerlo, mejor hacerlo bien que hacerlo mal’ (Fernando Griffell)

Mucha Mierda y ¡se levanta el telón!

Ver Más…

Se busca a la Chica Tantra…¡Podrías ser tú!

Estírate en la oficina… ¡6 ejercicios para despedir al dolor de espalda!

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *