Entrevista a expertos en protocolo: ‘Doña Letizia no se ha saltado el protocolo’

¿Cómo colocar una mesa cuando tenemos invitados a cenar? ¿Cómo vestirse para una cita importante o cuál es el atuendo más adecuado para una fiesta?… ¿Eres una experta en protocolo?

¿Sabes cómo usar el teléfono móvil sin caer en la mala educación?, ¿Se puede entrar fumando a casa ajena?, ¿Qué significa cuando una bandera ondea a media asta?… Pablo Batlle, Juan Carlos Sanjuán y Juan Sunyé, analizan éstas y otras muchas cuestiones de formalidad en su libro: ‘Protocolo’ y ‘Buenas maneras’. Un manual indispensable para despejar cualquier duda sobre el saber estar.

No pierdas detalle de todo los que debes saber sobre la elegancia, la puntualidad, doña Letizia…

¿Cómo definiríais la palabra ‘Protocolo’?

José Carlos Sanjuán (JS) Como algo tan real como la vida misma, y que nos lo encontramos en el día a día de nuestros movimientos y nuestras actuaciones, más de lo que nos podemos pensar. El protocolo es el arte de hacer bien las cosas.

¿Qué entendemos por ‘Buenas maneras’?

Pablo Batlle (PB) Sería el conjunto de cuatro palabras que equivalen a Buenas Maneras: urbanidad, educación, cortesía, saber estar.

Libro de ‘Protocolo’ y ‘Buenas Maneras’ de Libros cúpula (editorial Planeta)

¿Las buenas maneras es cuestión de carácter o las da el dinero?

(PB) Las buenas maneras es uno de los principios básicos que tendríamos que tener todos. Antes se enseñaban en casa, pero ahora, al trabajar también la madre, se ha dedicado menos tiempo a los hijos a formarlos y darles esa educación elemental de las buenas maneras. Lo mismo pasa en el colegio, donde también se ha dejado de enseñar. Las buenas maneras no son ni de ricos ni de pobres, ni de clase alta ni baja… no tiene ninguna clasificación. Es algo esencial que se aprende en el día a día y no es una cuestión de dinero.

(JS) Las buenas maneras se deberían incluir en el artículo 14 de la Constitución, en el que dice que no habrá distinción de sexo, ni de raza, ni de clase social…

¿A quién va destinado este libro?

(JS) A un público en general. Primero, a aquellos que son profesionales de este mundo, para que tengan un libro de consulta sencillo y fácil de manejar, y segundo, al ajeno de este mundo que considera que el protocolo y las buenas maneras son solo para los distintos campos de la sociedad, sino que pueden verse involucrados en algo tan elemental como una comida en casa o un acontecimiento social en el ámbito más familiar.

¿Hoy en día el protocolo y las buenas maneras han perdido importancia?

(JS) Si de verdad usáramos las buenas maneras, muchas de las cosas que ocurren no sucederían. Una de las cosas que por desgracia está muy de moda, es la violencia de género, yo creo que si existiese en el ámbito más familiar una educación, unas buenas maneras… la mitad de estas cosas no ocurrirían.

Volúmen de Protocolo destinado a los profesionales (Protocolo de Estado)

¿Hay un resurgimiento del protocolo?
(PB)
Sí. Como en la historia, hay ciclos. En España como en el resto de Europa, ha habido una crisis de las buenas maneras, y ahora estamos en un momento, en el que las editoriales, apuestan por estos libros. Vuelve haber un interés, y sobretodo en los jóvenes, que ven como dentro de su formación, les falta esa parte, saberse comportar, en la forma del vestir… porque todo eso les da una seguridad.

En el libro os referís también al tema de la elegancia ¿Qué entendemos por elegancia?

(PB) Es aquella persona que viste con naturalidad y lo lleva con naturalidad.

¿Un ejemplo de persona elegante?
(PB)Yo creo que hay mucha gente anónima muy elegante y no hay que confundir la elegancia con la sofisticación…. Se puede ir elegante en ropa deportiva, es sport, en traje largo, en un vaquero. Todo lo que se lleve con naturalidad y con lo que uno se encuentre cómodo.
(JS) Yo creo que no se pueden personalizar estas cosas en alguien.

Sobre el tema de la puntualidad, en el libro afirmáis: ‘en la actualidad, la puntualidad es una forma de cortesía’

(JS) Como vamos a la velocidad que vamos, tenemos la sensación de que llegamos siempre tarde, pero porque las agendas de trabajo, están sobrecargadas. La puntualidad debe ir innato en el ser humano, porque cuando uno va al teatro o al cine, uno se marca muy bien los tiempos, para no llegar tarde.

¿Por qué todas las personalidades, estrellas del cine, de la música, de la moda… siempre llegan tarde?, ¿La impuntualidad sinónimo de importancia o de falta de respeto?

(PB) Es sinónimo de personas mal educada. No porque llegues más tarde eres más importante. Hay gente que llega a la hora y es igual o más importante. Yo creo que lo que da caché a alguien es cumplir todas las normas esenciales de la educación y entre ellas la puntualidad, que es una forma de respeto a la otra parte.

Volúmen de Buenas Maneras para los ambientes más cotidianos

Sin embargo, ¿Podríamos afirmar que hoy la gente no es puntual?

(JS) Hay un porcentaje medio alto de personajes que llegan tarde a los sitios y que lo hacen adrede por eso del tópico de ‘cuanto más tarde llegues más importante eres’. Es una falta de educación tanto el hecho de llegar pronto como el de llegar tarde. Te puedes permitir esa franja de 10-15 minutos sobretodo en grandes ciudades. En ciudades pequeñas, si que no hay ningún tipo de explicación de llegar tarde.

(PB) Además, si tú ves que llegas tarde, lo primero es avisar y lo segundo, es pedir disculparse.

A doña Letizia se le ha criticado mucho por saltarse el protocolo… ¿Qué opináis?

(PB) Doña Letizia no se ha saltado el protocolo. Yo creo que ella ha aprendido muy bien cuál es su papel, sus obligaciones, y en algunas ocasiones, creo que exageramos todos, en algunas peculiaridades que pueden llamar la atención. Que si lleva el tacón muy alto o muy bajo, que si ha cambiado de peinado, que si sonríe, porque sonríe, si está seria porque está seria… a veces no somos justos en nuestros juicios.

(JS) Nadie nace sabiendo. Todos tenemos que aprender. La infancia y la juventud de la princesa de Asturias, fue en una familia que tenía un protocolo ‘muy familiar’ y muy distinto al que se aplica en el caso del heredero de la corona. Cuando ella se casa con el príncipe de Asturias, ella rápidamente asume el papel que debe representar, y poco a poco, ella va aceptando el protocolo tan distinto al que ella vivió y lo va representando.

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *