Entrevista a Elena Medel: ‘La ventaja de la literatura es que nadie le cuelga la etiqueta de X’

Crimen, misterio, suspense… los ingredientes perfectos para llevar a cabo el libro ‘Matar en Barcelona’, donde sus autores han tenido que seguir la pista de una serie de asesinatos a través de la prensa y varios testimonios para construir doce historias inspiradas en lo crímenes más ‘escalofriantes’ de la ciudad condal.

Nosotras hemos entrevistado a Elena Medel una de los autoras de ‘Matar en Barcelona’ de la editorial Alpha Decay. Ella nos desvela por qué viviendo en Madrid decidió escribir un libro basado en crímenes reales de Barcelona. Elena nos confiesa que el crimen que más le fascinó fue el de Enriqueta Martí, la vampira de Barcelona.

¿Qué te impulsa a escribir sobre crímenes sólo en Barcelona? ¿Acaso los crímenes de otras ciudades no os interesan?

El encargo de Ana S. Pareja y Jordi Corominas i Julián (los coordinadores de Matar en Barcelona) se limitaba a crímenes ocurridos allí, imagino que para dotar al conjunto de cierta cohesión temática. No obstante, yo nací en Córdoba y vivo en Madrid, así que no se me puede acusar de favoritismo geográfico…

¿Qué es lo que te atrae más de éste tipo de temática?

En el caso del crimen que inspiró mi relato, me atrajo la doble condena durante y después de la cárcel- que implica un crimen mediático: ¿qué ocurre al salir? Me apetecía imaginar que, con mi cuento, respondía la pregunta.

¿Has acordado antes de empezar a escribir la extensión o el género literario?

Los editores nos facilitaron unas coordenadas en cuanto a extensión, claro, y la idea de sumergirnos en el género negro, o rondarlo al menos. En mi caso, puesto que no soy lectora habitual de literatura negra -tampoco la había escrito nunca-, el resultado final se acerca más al gris.

¿Cuál de todos los crímenes que aparecen en el libro te ha impactado más?

Siempre me fascinó la historia de Enriqueta Martí, la vampira de Barcelona; es el relato de Javier Calvo.

¿Sospecháis que este libro puede traumatizar a los lectores? ¿Debería llevar etiqueta de ‘para mayores de 13 años’? ¿O habéis decidido que es que los menores de 13 no leen ya libros en papel?

La ventaja de la literatura es que nadie le cuelga la etiqueta de X, ni la condena a las salas para mayores de edad. En todo caso, no quisiera yo que mi relato protagonizase las pesadillas de nadie. ¡Faltaría más!

Autor: Elena Del Valle

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *