Entrevista a Sandra Alfonso, Endesa: “Acuérdate de que principalmente trabajas para Sandra.S.L”

Sandra Alfonso es Perfomance Management Global ICT, Directiva de Endesa y Socia fundadora de la organización de empresarias y directivas Women CEO.  En esta entrevista Alfonso nos relata cómo ha alcanzado el éxito en su carrera profesional, cómo concilia su día a día entre trabajo y familia y nos propone iniciativas para alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres:

Womenalia: Háblanos de tu trayectoria profesional hasta llegar a tu actual cargo en ENDESA
Mobil Porno HD Seks porno Sex izle porno
Soy Ingeniero de Telecomunicaciones y comencé  en Hewlett Packard, trabajando para uno de los grandes en innovación. De ahí pasé a ser cabeza de ratón en Steria, una compañía francesa con intención de asentarse en Madrid. Unos años en Accenture me  convencieron de que “con interés, preparación y mucho trabajo somos capaces de resolver cualquier reto“, un tiempo después, pasó por delante de mí un proyecto ilusionante que llegaba desde Endesa: utilizar las líneas de alta tensión para transportar fibra óptica y crear una gran red nacional. Desde entonces han pasado 13 años, y aquí estoy, haciendo las cosas más diversas, siempre en el ámbito de la tecnología, industrializando los procesos de negocio en aplicaciones informáticas. Endesa es de los lugares más apasionantes para trabajar, las buenas ideas son bien recibidas y hay espacio para proponer nuevas formas de hacer, planteando otras alternativas a los métodos habituales.

W: ¿Cuál crees que es la clave para alcanzar el éxito en tu carrera profesional?

Claramente el trabajo es esencial, creer en ti, saber que siempre tras un tropiezo hay que levantarse y aprender de ello, no tener pereza para seguir formándote… Alguien me dijo una vez: “acuérdate de que principalmente trabajas para Sandra.S.L.”. Todo lo que estudies es algo que queda en ti, no esperes a que tu compañía te pueda formar en todo lo que deseas. Si quieres algo… ¡hazlo sin dudarlo! Sácalo de tu tiempo, de tus recursos, porque será parte de ti, algo que llevarás puesto en tu persona para siempre.

W: Desde tu experiencia, ¿Cómo ves la situación de la mujer en el mundo empresarial?

Actualmente no existe correlación entre el 60% de tituladas y su presencia en el escalafón directivo: cuanto más importante es el nivel, menos mujeres hay. Puede que resulte difícil desplegar ambición cuando la mayor parte de las responsables se ven desplazadas poco a poco. Ante esto habría que preguntarse, ¿estamos despilfarrando talento? ¿Invertimos ingentes recursos en formación para que todo ese esfuerzo se pierda en el trayecto? Desde mi punto de vista no veo programas robustos y estructurados encaminados a solventar este asunto.

W: ¿Crees que existe un estilo de liderazgo femenino? ¿Qué tres cualidades o características debe tener una mujer líder?

No creo que haya un único estilo de liderazgo femenino o masculino, hay cualidades de un líder. Precisamente considero positivo que confluyan diversas formas de actuar dirigir o pensar. Los equipos de trabajo heterogéneos son más potentes porque para funcionar tienen que escuchar y aprender de todos los miembros: La inteligencia de todos suma, enriquece. Cuando el equipo es de personas cortadas por el mismo patrón, la inteligencia es la misma, una sola repetida, y por tanto no suma. Así que no creo en estilos masculino/femenino, lo que multiplica la capacidad de innovación, de creatividad es un escenario inclusivo, tolerante, dispuesto a ver las situaciones de forma diversa.

W: En España sólo contamos con un 11% de mujeres en los Consejos de Administración. ¿Cuál crees que es el hándicap que nos impide llegar a estos puestos?

La visibilidad: Es un derecho estar en un consejo de administración, lo contrario sería discriminación, nuestra valía nos avala. No dudo de que exista la meritocracia, pero es más fácil encontrarla cuando te codeas diariamente con ella, cuando hablas el mismo idioma, cuando has logrado una confianza. Y para esto es necesario que estés en el lugar adecuado para que seas “visible” y tu mérito se reconozca. Desgraciadamente la “visibilidad” no es el punto fuerte de este magnífico talento femenino que se encuentra en los despachos, tras un montón de papeles, enfrascado día a día, en el trabajo de hormiguita que tan bien desarrollamos pero que es la antítesis de la visibilidad.

Así que, por mucho que me pese, sí, creo en las cuotas. La regulación funciona y así lo avalan los datos de la UE. Hasta que el equilibrio sea un hecho natural, habrá que empujar para forzarlo.

W: ¿Qué políticas lleva a cabo ENDESA para alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres?

Las políticas de igualdad de Endesa se enmarcan dentro de un  Plan de Responsabilidad Corporativa en materia de Recursos Humanos, que incorpora como una de sus dimensiones la “Gestión de la diversidad e igualdad de oportunidades”. La aspiración de ENDESA es ser una empresa que respeta y gestiona las diferencias existentes entre las personas para favorecer la innovación y la excelencia operativa, asegurando la igualdad de trato y oportunidades. En estos momentos Endesa está realizando un nuevo Diagnóstico de Igualdad, para definir un Plan de Acción que determine que palancas hay que mover para conseguir un significativo cambio de tendencia en materia de igualdad.

W: ¿Cuántas mujeres hay en ENDESA?

Aproximadamente, un 21% de la plantilla.

W: ¿Te has encontrado con algún obstáculo a lo largo de tu carrera por el hecho de ser mujer?

La condescendencia. Por ejemplo, las posiciones de staff se otorgan con más frecuencia a mujeres. Todos somos conocedores de que están peor valoradas según métricas estándar (HAY) con lo que se crea un cierto desequilibrio en el reparto de las posiciones directivas. No creo que se haga con mala intención, sino que se piensa que son posiciones “más cercanas a nuestro perfil”, quizás menos exigentes y tradicionalmente más femineizadas, se sigue la inercia.

El asunto es que, con estas ganas que tenemos de escalar, no rechazamos nada (creemos en la meritocracia, empiezo por aquí y luego ya se darán cuenta de lo mucho que valgo), y ahí nos posicionamos,  en funciones de apoyo, alejadas de labores ejecutivas de línea.

W: ¿Cómo ayudan o pueden ayudar iniciativas como WomenCEO o Womenalia para conseguir acceder a los Consejos?

Comunicando, agrupando, estructurando la voz de las mujeres para que suene más alta. Desgraciadamente nos cuesta mucho reivindicar estos derechos, ya que hay miedo a significarse. Estas asociaciones recogen la voz de sus asociadas y replica ante hechos sobre los que discrepa, dan la oportunidad de poder intercambiar experiencias comunes que nos refuerzan en el empeño de seguir avanzando en la visibilidad.

W: ¿Cómo crees que afectará la normativa europea de incluir una cuota de un 40% de mujeres en los Consejos de Administración?

Es una oportunidad de oro para que todos tengamos en mente que necesitamos mujeres con experiencia para estar ahí. Necesitamos mujeres preparadas para cubrir estos puestos y hay que darles su espacio, pero desde más abajo. Hay que estructurar programas para resolver la pérdida de talento que se disipa en el camino.

Los Consejos son solo un símbolo, acceder a ellos siempre será minoritario para hombres y mujeres, pero es un mensaje para nosotras: puedes pretenderlo todo y no tendrás dificultades añadidas, así que actúa en consecuencia, trabaja, prepárate, lucha, que tú puedes.

La UE ha recopilado datos y contrastado informes que avalan un mejor balance entre  hombres y mujeres en las compañías, que mejoran la eficiencia y  competitividad de las mismas. Se crean entornos de trabajo más productivos, innovadores fomentando la diversidad de opinión y la inclusión de ideas. Llevar esa práctica a los Consejos sólo puede ser beneficioso, y necesario para afrontar el momento económico que estamos atravesando.

W: ¿Es posible alcanzar la conciliación laboral y personal? ¿Qué medidas llevas tú a cabo para alcanzarla?

La eficiencia, la multitarea, el no perder ni un minuto, cuanto más haces más quieres hacer. Mi hijo y yo hacemos los deberes juntos, el los suyos y yo los míos, en la playa voy con papeles para estudiar, leo en inglés o en italiano para mejorar, el manos libres echa humo a la ida y a la vuelta, el coche es mi segundo despacho. Y además hay que disfrutar,  tengo la suerte de divertirme con mi trabajo y hacer partícipe a los que me rodean, les pido opinión, ensayo ponencias con ellos…

W: ¿Qué políticas deben tomar las empresas para la flexibilidad laboral?

En un mundo globalizado, donde tus colaboradores pueden estar a kilómetros de distancia, incluso con husos horarios distintos, se impone una nueva forma de trabajar. Hay que reinventar el trabajo, estructurarlo en base a objetivos cuantificables que deben ser medidos sin tener que supervisar el rendimiento a través de la presencia.

La flexibilidad en muchos trabajos se impone, para poder formar parte de  estructuras organizativas más complejas. Hay medios informáticos que permiten conectarnos por voz y video desde cualquier ubicación ¿Por qué limitar tu espacio y horario de trabajo a la oficina?

Si España quiere potenciar su eficiencia, tarde o temprano tendremos que abordar una medida de la calidad y cantidad de trabajo y claramente la presencia no es la solución

W: ¿Podrías darnos un consejo para aquellas mujeres que quieren ser CEO y/o directivas?

Sigue, trabaja, lucha, estudia, hazte visible, expresa con argumentos tus expectativas…. No te desesperes ¡Porque merece la pena!

Entrevista realizada por Desireé García, puedes seguirla en su Twitter @desirecgh

Autor: Womenalia

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *