El secreto de las curvas de Katy Perry ¡La reina de las fajas!

Pobre Katy Perry. Cuando no está peleada con su mejor amiga Rihanna, lo está con su novio John Mayer. Y cuando no lo está con ninguno de los dos, lo está consigo misma. Así es, Katy Perry está pasando un mal momento personal. Y ello le ha afectado más de lo que podéis imaginaros.

En sus últimas apariciones públicas ha estado más triste y con la mirada perdida que nunca. Y cuando siempre hemos pensado que sería debido a malestar sentimental, nos hemos sorprendido al enterarnos de que Katy Perry no está contenta con su cuerpo. Todo era debido a eso. Y es más, en sus últimos photocalls siempre se ha sentido gorda con los vestidos que elegía para la ocasión. Y es que, como ella siempre ha dicho, le gustan demasiado las hamburguesas, y demasiado poco el gimnasio.

Mira el titular. Y ahora piensa… ¿Cuál podría ser el secreto de las curvas de Katy? Porque en Nosotras no entendemos cómo puede ser que se considere estar gorda con ese cuerpazo de escándalo y tan curvilíneo que tiene. Pues, al parecer, todo podría tener truco. Y es que, como hace poco ha asegurado, ¡es una adicta a las fajas reductoras!

¿Qué pensáis vosotras de que las famosas nos quieran medio engañar con que tienen una silueta perfecta y que después nos enteremos de que todo tiene trampa? ¿Pensáis que le quedan bien las fajas a Katy? En Nosotras vemos algo totalmente normal que la joven quiera ponerse una faja. Si ha engordado unos kilitos y quiere verse mejor… ¿Por qué no va a poder?

Desde luego es peor el remedio que la enfermedad. Porque en muchos medios ya circula esta noticia como si fuese algo de otro mundo. Katy Perry, como mujer que es, es obvio y lógico que quiera verse más definida. ¡No vemos problema ninguno? Por ello, a continuación, os mostramos algunas de sus fotos. Siempre se ha caracterizado por llevar vestidos ajustados. Ahora sabemos por qué los lucía tan bien. Pero, aún así, ¿qué problema hay?

Katy Perry

Katy Perry

Katy Perry

Imágenes: Cordon Press.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *