El “museo imaginario” de Balenciaga en París

Cristóbal Balenciaga reunió a lo largo de su carrera, una selección de sus propias piezas que bien podría constituir un “museo imaginario” por el modista y que ahora atesora el centro Galliera de París.

Vestidos, capas, abrigos, bolsos… así hasta sumar ochenta piezas que conforman una exposición concebida para rendir homenaje a Balenciaga, como ha explicado el comisario de la muestra Oliver Saillard: “Decidimos organizar esta exposición para rendir homenaje a Balenciaga con motivo del 40 aniversario de su muerte, porque seguimos considerando que es uno de los modistas más relevantes de la historia de la moda contemporánea”

La exposición que puede visitarse a orillas del río Sena en París hasta el próximo 7 de octubre cubre un fondo “muy particular” donado en 1979 por su familia al museo Galliera, ya que se trata de piezas elegidas por el creador para su propia documentación personal, explicó Saillard.

Constituida por prendas “a veces suntuosas, a veces muy modestas”, la colección también incluye croquis, accesorios, fotografías y libros sobre moda, en un retrato exhaustivo de la obra de Balenciaga.

El “modisto entre modistos”, como lo describen los organizadores de la exposición, da cuenta de su concepción de la moda, caracterizada por una España tradicional y folclórica, en la que destaca su preferencia por el negro y los colores oscuros, y su interés por los vestidos religiosos y de ceremonia.

“Para la moda en Francia, Balenciaga todavía significa mucho”, ha insistido el comisario y director del Museo, quién ha asegurado que “de hecho, es una de las casas más ricas en patrimonio estilístico”.

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *