“El éxito de la empresa depende de la gestión de sus talentos”, Diane Clarke, de Managers Studio

Diana Clarke es cofundadora de Managers Studio, experta en Neuro-Lingüística (PNL) aplicada a la formación, y conferenciante en temas de liderazgo, comportamiento organizacional y comunicación. Además, forma parte de la organización de empresarias y directivas Womanceo.Womenalia: Diana, cuentas con más de 25 años de experiencia trabajando en comunicación corporativa con especial atención en el desarrollo del talento. Cuéntanos, ¿cómo has llegado a convertirte en socia fundadora de Managers Studio?

Diana Clarke: Fueron varios los factores. Por una parte, el desgaste natural que produce trabajar muchos años en una gran empresa, saber que había llegado a mi techo aunque me quedaban muchos años por delante, y en segundo lugar la necesidad de tener algo propio, de depender de mis propios esfuerzos e ilusiones, sin tener jefes. Muchas mujeres (y hombres, por supuesto) que no encuentran su espacio o camino de desarrollo en la gran empresa buscan su propio camino fuera. Mobil Porno HD Seks porno Sex izle porno

En Europa en general el porcentaje de mujeres en Consejos de Dirección de grandes empresas, no supera el 11 o 12%, sin embargo un 30% de las empresas pequeñas (de menos de 50 empleados) están en manos de mujeres. En España, entiendo que aproximadamente 450.000 mujeres llevan su propia empresa (un 28% de las pequeñas empresas). Soy una de estas mujeres. Así que cuando cumplí los 40 años ya fui pensando en qué me apetecería invertir mis energías para el resto de mi vida, fui planificando mi siguiente etapa, y aparte de unos años como socia de otra pequeña empresa, decidí volcarme a la creación de Managers Studio en el 2005.

W: En función de tu trayectoria, ¿cuáles son las claves o las fórmulas para alcanzar el éxito laboral?

D.C.: Cómo británica que soy, (que nos encantan los acrónimos) mi receta es MAGIC: Make things happen, be Accountable, Generate Trust, Inspiration & Integrity, and Care to Commit to others. O sea, en otras palabras: Toma acción, Asume responsabilidades, Genera confianza, Inspiración e Integridad, y Compromiso con los demás.

W: ¿Qué actitudes y habilidades son necesarias en una persona que quiera llegar a puestos de dirección?

D.C.: Creo que son las mismas actitudes y habilidades que responden a la pregunta anterior, y además, una buena dosis de optimismo, lo cual significa creer firmemente que podemos elegir la cara que nos ponemos por la mañana, y que somos capaces de visionar algo positivo en el futuro, levantarnos incluso después de un fracaso.

W: ¿Cuál ha sido el mayor miedo de tu carrera profesional y cómo lo has afrontado?

D.C.: El mayor miedo, creo yo, que acecha a un profesional es probablemente el miedo al fracaso. Caminamos siempre un poco en el filo de la navaja, una mala decisión nos puede costar la continuidad, y el trabajo de otras personas. Mi mayor miedo fue afrontar la crisis, dudar en algún momento si tenía la resiliencia para seguir en esta brecha complicada sin erosionar mi «fe», pero tomé ciertas decisiones a tiempo, fueron algunas dolorosas, pero aquí sigo.

W: Según la EUROSTAT, las mujeres europeas cobran de media un 16,2% menos que los hombres y ocupan el 11% de los puestos directivos. Como especialista en Comportamiento Organizacional y Liderazgo ¿cómo crees que se podrían mejorar estos datos?

D.C.: Francamente, no acabo de entender del todo este tema. Cuando trabajé en la gran empresa,(es cierto que era una multinacional americana) no vi discriminación de este tipo. Fueras hombre o mujer, tu salario y tus variables eran calculados de acuerdo con unos baremos determinados que nada tenían que ver con el sexo. Había un «benchmark salarial» por tipo de puesto, y unos variables en función de objetivos. Es verdad que cuando se pregunta a una mujer cuáles son sus expectativas en materia de salario, está comprobado que suele formular expectativas más bajas que los hombres.

He estado en RRHH y en consultoría de selección, y observé este fenómeno. Lo cual significa que es frecuente encontrar dentro del Benchmark salarial para un determinado puesto, más mujeres en la parte de abajo y más hombres en la franja de arriba. Por otra parte es cierto, hay empresas que por el mismo trabajo ofrecen menos, pero las mujeres lo aceptan. ¿Cómo mejorar los datos? (ya que por lo menos la letra de la ley ampara a la mujer en este sentido en la mayoría de países desarrollados): Insistir y vigilar que la ley se cumpla, o si no, presionar para cambiarla, y negociar mejor, no tener miedo a pedir más. Aquí cito al libro de Linda Babcock «las Mujeres No se Atreven a Pedir».

W: ¿Crees que hay una forma de liderar femenina y masculina?

D.C: Vi una entrevista interesante en YouTube con el fundador de la empresa francesa Yuman (Laurent Saussereau). Comparto su metáfora: venía a decir que el hombre lidera de manera bastante «binaria», y la mujer en general de manera más «holística», teniendo en cuenta más matices y texturas, y ésta es una manera de liderar que se ajusta mejor a un mundo cada vez más complejo. El mundo ya no es «binario».

W: ¿Podrías mencionar alguna persona que te haya inspirado o que te haya servido como referente?

D.C: Hay muchas personas que podría mencionar, pero elijo las siguientes, dos personajes increíblemente diferentes, pero ambos resilientes, audaces, talentosos y sabios: Esther Tusquets (por forjarse un hueco importante como escritora y como editora en una época muy difícil), y Churchill, por eso de «Never Surrender!» (Nunca te rindas).

La agilidad de la empresa para ajustarte a un entorno cambiante depende más que nunca de la «agilidad de su talento»

W: Uno de los valores de Managers Studio es alinear la unidad estratégica de la organización con los talentos individuales. ¿Cómo se lleva a cabo?

D.C: Sería mentira empezar diciendo: «¡Pues muy fácil!» Es complejo, porque es un proceso en el que hay que conseguir que la organización entienda su presente, dónde quiere ir, para qué existe, cuáles son los retos que cree que tendrá que abordar en el corto, medio y largo plazo para prosperar en un entorno complejo y competitivo, qué estrategia utilizarán para abordar estos retos, porque mi parte es ayudarles a identificar el tipo de talento que necesitarán para llevar esa estrategia a buen puerto.

Hoy día la agilidad de la empresa para ajustarte a un entorno cambiante va depender más que nunca de la «agilidad de su talento». Hay que identificar los posibles «gaps» rápidamente para gestionar los planes de desarrollo e identificación de talento. Son muchas acciones, elementos, y herramientas diferentes que pueden ayudar a una empresa a estar en constante alerta para alinear sus necesidades estratégicas con su necesidad de talento humano. Y por supuesto, cómo la empresa va a «gestionar y hacer aflorar ese talento».

W: ¿Te parece importante pertenecer a iniciativas que unan a las mujeres? ¿Cómo te ha ayudado formar parte de iniciativas como Womena CEO o la red social para mujeres profesionales Womenalia.com?

D.C: Ha sido fundamental. Siempre he mantenido que el principal freno al desarrollo de la mujer – una vez amparada por las mismas condiciones y leyes por supuesto – es no hacer un networking efectivo. Los hombres lo hacen con naturalidad, mientras que para las mujeres, el networking ha sido sobre todo un elemento de socialización, pocas veces utilizado para su progreso profesional. Esto tiene que cambiar. Pero también creo que tenemos que crear más grupos que involucran a los hombres también. Si no crearemos el contexto para transformarnos en un «ghetto» femenino. Un ghetto grande, eso sí, pero un ghetto al fin y al cabo.

W: En la distribución de la agenda ¿cómo se compagina la vida personal con las responsabilidades que exigen los puestos directivos?

D.C: Lo defino como el problema de «encontrar el espacio para recargar pilas». Eso necesita incluso cierta soledad, intimidad con una misma. Pasar del fragor de una reunión al fragor de una cena en casa, hace que tengamos siempre mucho ruido de fondo que nos impide reposicionarnos, pensar, entrar en contacto con una misma. No es que eche de menos a la familia o los amigos cuando estoy solucionando un tema en un domingo, si no la oportunidad de hacer algo a solas, leer, pintar, recargar las ideas… El acto creativo se empieza a solas, y se desarrolla en equipo, por lo menos es mi impresión.

W: Womenalia es la primera red de networking mundial para mujeres profesionales, que busca incrementar su participación en puestos de dirección, fomentar el emprendimiento y facilitar la verdadera conciliación. ¿Qué consejo daría a las mujeres que quieren emprender o ascender a puestos de directivos?

D.C: Si esto es lo que quieren, si esto es dónde creen que aportan valor, a por ello, con pasión, con perseverancia, con honestidad, pero sabiendo que hay un peaje que pagan tanto hombres como mujeres. Dejar la auto-complacencia y el victimismo en el trastero. ¡A por ello!

Esta entrevista ha sido realizada por Elena Alcalde-Womenalia.

Autor: Womenalia

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *