Diez claves para afrontar los fracasos

El miedo al fracaso es uno de los factores que más condicionan nuestro comportamiento y perjudica nuestro bienestar emocional. El fracaso es el sentimiento que surge cuando no logramos lo que nos hemos propuesto. Es una emoción personal y subjetiva, de la que únicamente nosotros somos responsables.

Es imposible que siempre salga todo como nosotros queremos, de modo que serán muchas las ocasiones en las que fracasemos. En el ámbito laboral, sentimental, académico… en cualquier momento y con diferentes intensidades.

Por eso, es preferible ser capaz de afrontar el fracaso en lugar de evitarlo, porque el único modo de evitar por completo el fracaso es no haciendo nada que pueda salir mal. ¡No podríamos hacer nada! De este modo no fallaríamos, pero tampoco seríamos felices.

A veces podemos escuchar «tenía tanto miedo a fracasar, que me preparé a conciencia para no permitirme fallos y finalmente… lo conseguí» sin embargo son más las veces que este temor causa el efecto contrario, porque cuando actuamos bajo mucha presión es más fácil cometer errores. En el mejor de los casos, podremos conseguir nuestras metas, pero no disfrutaremos del proceso. En estos casos, la ansiedad se apoderará de nosotros y lo pasaremos mal.

Irónicamente, cuando somos capaces de desterrar este temor, rendimos mejor y cosechamos más éxitos. De modo que aprendamos a fracasar con los siguientes consejos:

1. No anticipemos los fracasos: no podemos saber con exactitud lo que va a ocurrir, de modo que no nos repitamos que algo va a salir mal cuando lo que queremos es todo lo contrario. Evitemos mensajes del tipo “seguro que sale mal”, “no sé por qué me meto en esto porque no va a salir bien”, “no seré capaz” y cambiémoslos por otros como “voy a intentar hacerlo como me he propuesto”, “ya veremos cómo sale”o “si no sale bien, ya me ocuparé después”.

2. No te etiquetes: es muy importante ser capaces de ver la diferencia entre fracasar en algo concreto y ser un fracasado. Todos fallamos alguna vez, así que ¿todos somos unos fracasados? Está claro que esto no es así, no te definas por un fracaso ni permitas que otros lo hagan.

3. No generalices: a lo largo de nuestra vida iremos obteniendo éxitos y fracasos. No es posible que todo salga bien ni que todo salga mal. Así que no exageremos pensando que “siempre todo nos sale mal”.

4. El miedo al fracaso es subjetivo y el fracaso también: para lo que muchas personas son fracasos para otros son oportunidades, experiencias, nuevas puertas que se abren… de modo que no te dejes engañar. Cuando a raíz de un “fracaso” conseguimos algo positivo ¿podemos considerarlo fracaso? La vida es cambio, y muchos de esos cambios se deben a situaciones que no han salido como nosotros queríamos.

5. Valora los fracasos después de un tiempo: la perspectiva temporal es muy importante para poder evaluar las circunstancias y disponer de más información. Los buenos jugadores de póquer saben que hasta con malas cartas se puede ganar. De modo que no evalúes la situación antes de tiempo y ten paciencia.

6. No dejes que el miedo gobierne tus actos: es algo que digo mucho a mis pacientes, el miedo es capaz de hacer que no disfrutes en el momento, que lo pases mal, que quieras huir, pero no dejes que decida por ti. No dejes que el miedo al fracaso te impida perseguir tus objetivos. Aunque no lo hagas del todo bien, si es lo que quieres ¡hazlo! Ya habrá tiempo para mejorar cuando hayas vencido el miedo.

7. Acepta los fracasos como parte de la vida: puede que no sea agradable fracasar, pero como ya he comentado, es preferible aceptarlos que evitarlos a toda costa. Haciendo un símil sería como no salir de nuestra manzana por temor a sufrir un atropello.

8. Saca siempre algo positivo: cuesta lo mismo quedarnos con lo positivo que con lo negativo, así que vale la pena buscar el lado bueno, puede ser algo que hayamos aprendido, alguien interesante que hayamos conocido en el proceso, algo que podamos mejorar y cómo podremos disfrutar más la próxima vez.

9. No te infravalores: los seres humanos somos capaces de afrontar situaciones mil veces más graves que fracasar. Confía en que eres lo suficientemente fuerte para soportar ciertas dosis de frustración o fracaso y utiliza esta confianza para exponerte a situaciones y objetivos que deseas lograr.

10. Las metas que más nos importan son también donde surgen mayores temores: el temor al fracaso va a surgir allí donde queremos triunfar. Esto es lógico, de modo que no lo utilicemos como excusa para no intentarlo. Transformemos el miedo que nos empuja hacia atrás en motivación para salir hacia delante.

De este modo perderemos el miedo al fracaso y nos aproximaremos más al éxito. Y si aún así no lo conseguimos habremos disfrutado mientras lo intentábamos. Al final no valoraremos nuestros triunfos sino nuestra felicidad.

*Raúl Gutiérrez es psicólogo y autor del libro Autoestima, habilidades sociales y asertividad.

Autor: Raúl Gutiérrez

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Aunque yo también soy psicólogo, me fui por otra rama, la de los RRHH. Y en estas entradas del blog siempre encuentro cosas interesantes, y extrapolables no sólo a la vida personal, sino a otro ámbitos como el laboral, familiar, etc.

    Respecto del fracaso y del miedo a fracasar, yo siempre he dicho que «el que no se equivoca es porque no hace nada». Prefiero alguien que intenta hacer las cosas, aunque en determinados momentos pueda equivocarse, que alguien que se paraliza y prefiere la inacción al riesgo de fallar.

    Dicen que Thomas Alva Edison dio con la bombilla en el intento numero mil. Cuando le preguntaron que cómo había fallado tantas veces, él respondió: No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla.

    Corolario: La Humanidad no evoluciona sin aprendizaje, y no se puede aprender sin arriesgarte a fallar (hay un tipo de aprendizaje «por ensayo y ERROR»). Acaso no gateamos y nos caemos antes de aprender a andar?

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/actualidad`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includ in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367