Descubre Jordania en 10 escenas. Primera parte.

Jordania es un país seguro, tranquilo, hospitalario, de fascinante variedad y de hermosos contrastes. Es la tierra del Antiguo Testamento y del Bautismo de Jesús. El país de Petra, de Aqaba en el Mar Rojo, del desierto del Wadi Rum y del Mar Muerto. Antiguo y moderno, cuna de la civilización y símbolo de paz y tranquilidad (texto de Enrique Sancho).ESCENA 1. Una capital llena de vida El viaje suele empezar en Amman, la moderna capital de Jordania, conocida a lo largo de la historia como Rabbath Ammon y en los tiempos grecorromanos como Filadelfia. La ciudad es un activo centro comercial y administrativo con un gran número de hoteles, restaurantes, galerías de arte y museos. Amman está coronada por la Ciudadela, una colina con las ruinas del Templo de Hércules, el Palacio Omeya y una Iglesia bizantina. En este enclave, que posee más de 3.000 años de antigüedad, se encuentran numerosos restos arqueológicos romanos, otomanos y de otras culturas, que están siendo recuperados por especialistas. Una visita al lugar, sin duda, permitirá ver los diferentes restos de las antiguas civilizaciones que pasaron por aquí.

Al pie de la Ciudadela se asienta el teatro romano con 6.000 plazas, muy bien conservado y donde se siguen celebrando obras de teatro y conciertos. Desde el propio teatro parten las calles principales que llevan al animado centro de la ciudad, a sus zocos y mercados, a las infinitas salas de té y a los restaurantes rápidos donde disfrutar de un hummus, un kanafa o un shwarma.

En la ciudad de Amman

ESCENA 2. El esplendor intacto de Jerash

Sólo a media hora en coche al norte de Amman se halla la ciudad grecorromana de Jerash (Gerasa en los tiempos antiguos) que ha estado habitada ininterrumpidamente desde hace más de 6.500 años. El lugar está reconocido actualmente como una de las ciudades provinciales romanas mejor conservadas del mundo, con pavimentos y calles adornadas con cientos de columnas, templos elevados, espectaculares teatros, espaciosas plazas públicas, mercados, baños y manantiales.

La ciudad de Jerash

ESCENA 3. La privilegiada posición de Umm Qais

Famosa por la historia bíblica de los cerdos gadarenos, Umm Qays está reconocida actualmente como un importante centro cultural. Se encuentra encaramada en la cima de una colina dominando una zona fronteriza formada por Israel, Jordania y Siria, frente a los altos del Golán y con vistas al Valle del Jordán y el lago Tiberiades. Desde la terraza del restaurante, situado en lo alto de la colina, se contempla una extraordinaria panorámica y durante el invierno, en días claros, se puede incluso ver la cumbre cubierta de nieve del monte Hermon.

La ciudad de Umm Qays

Por este enclave pasaron Alejandro Magno, los seleúcidas, los romanos, el Imperio Bizantino y finalmente los árabes. Cada civilización dejó su huella cultural en esta tierra que hoy se puede contemplar en forma de restos arqueológicos.

ESCENA 4. La ciudad de los mosaicos

Madaba, mencionada en la Biblia, es conocida como ‘la ciudad de los mosaicos’ que está formado por dos millones de piezas y muestra con pulcra minuciosidad el Nilo, el mar Muerto y Jerusalén, incluida la iglesia del Santo Sepulcro. Este mosaico se halla en la iglesia griega ortodoxa de San Jorge.

Los mosaicos de la Iglesia de San Jorge

ESCENA 5. El monte de Moisés

A diez minutos hacia el oeste desde Madaba se encuentra el lugar más venerado de Jordania, junto al río Jordán: el monte Nebo, el monumento a Moisés y donde presuntamente murió a la edad de 120 años y fue enterrado el profeta. Desde una plataforma situada delante de la iglesia se puede disfrutar de una espectacular vista sobre el valle del Jordán y el Mar Muerto. Esta es la misma que Dios mostró a Moisés, con el fondo de la Tierra Prometida, pero a la que jamás pudo llegar.

Vista del valle del Jordán

¿Todavía no tienes plan para Semana Santa?… Lorca te espera

Conoce y ama Brasil, cuna de modelos,
futbolistas, cantantes…

Autor: Montse Bros

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *