¿Cuántos productos de higiene íntima desecharás hasta la menopausia?

 

Higiene íntima: la cantidad de productos que desecharás hasta tu menopausia

 

Los productos para el cuidado de la menstruación han progresado mucho a lo largo de los años para hacer más fácil la vida de las mujeres. Sin embargo, el uso de tampones y compresas conlleva una serie de desventajas, no solo para la salud íntima, sino también para el cuidado del entorno.  

 

El cambio climático es un hecho y con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el 5 de junio, INTIMINA, compañía que ofrece la primera y única gama dedicada a cuidar los aspectos de la salud íntima femenina, quiere concienciar a la población sobre la cantidad de residuos menstruales que se generan cada año en nuestro planeta y reducir los desechos.

 

Tampones y compresas: una amenaza real para el planeta

Unos 100 mil millones de tampones y de compresas son desechados cada año en todo el mundo. Muchos de los materiales con los que están fabricados son de plástico y, en el mejor de los casos, acaban en el vertedero.

En concreto, los tampones están elaborados con una combinación de algodón blanqueado o rayón (fibra artificial celulósica), pudiendo contener fragancias, fibras y pesticidas. Por su parte, las compresas están fabricadas, en su mayoría, en un 90% de plástico.

 

 

 

En consecuencia, estos productos tradicionales de higiene íntima tardan mucho en biodegradarse. En concreto:

  • Los tampones tardan seis meses
  • Los tampones con aplicadores de plástico tardan cientos de años
  • Las compresas, hechas en 90% de material plástico, tardan 300 años

 

¿Sabes cuántas compresas y tampones desecharás a lo largo de tu vida?

Para concienciar a la población de las toneladas de residuos generados, INTIMINA ha lanzado su calculadora menstrual, una plataforma en la que, introduciendo la edad y los productos de higiene menstrual usados, calcula cuántos residuos se generarán y el dinero que se gastará hasta la menopausia.

 

 

 

Por ejemplo, una mujer de 35 años que utiliza compresas habitualmente gastará, hasta la menopausia, unas 134.400, equivalente a un gasto de más de 700 euros.

Por su parte, una mujer de 25 años que utiliza tampones usará, durante toda su vida, casi 100.000, lo que supone un gasto de más de 1.600 euros.

Con esta plataforma pretendemos mostrar el impacto ecológico que tiene el uso de ciertos productos para la regla. Además de las compresas y tampones, también se desechan los envoltorios de plástico el film protector que los cubre. Es una cantidad ingente de basura que se puede evitar fácilmente utilizando la copa menstrual”, aseguran los expertos de INTIMINA.

 

 

La copa menstrual, una revolución respetuosa con el medio ambiente

A diferencia de los productos tradicionales, las copas menstruales son hipoalergénicas, fabricadas en silicona de grado médico y pueden llevarse hasta 12 horas. No absorben, sino que recogen el flujo menstrual y protegen el equilibrio íntimo. Además, no contienen ningún elemento nocivo y son reutilizables, por lo que se convierten en la opción más segura para la mujer y sostenible para el medio ambiente.

 

 

 

Las copas menstruales de INTIMINA, como la Lily Cup, la Lily Cup Compact (primera copa plegable del mundo) y la Lily Cup ONE (primera copa diseñada para adolescentes), son reutilizables hasta 10 años. Asimismo, con el uso de este producto sostenible se ahorra una media del 75% de lo que se suele gastar en la protección para el periodo.

“Son la alternativa perfecta a los productos convencionales”, afirman los expertos. “Es importante que la sociedad adquiera un consumo responsable y se reduzca nuestra huella ecológica para respetar nuestro entorno”, aseguran.   

 

 

 

 

Imágenes: INTIMA, Pixabay

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *