¿Contratarías a tu pareja?

Imaginemos el supuesto de que te ganas el euro millón o que finalmente consigues el crédito que te hacía falta para sacar adelante esa idea de negocio que tienes en la cabeza, finalmente tu sueño está a punto de hacerse realidad pero… ¿Contratarías a tu pareja?

El Centro de Investigaciones Sociológicas de España revela que el 13% de la Población Económicamente Activa ha conocido a su pareja en el trabajo o en el centro de estudio, el trabajar con la pareja puede tener sus pros y sus contras, puede motivarte para ir a trabajar aunque si la relación atraviesa por un bache puede llevar las diferencias personales al entorno laboral.

Tú mejor que nadie conoces a tu pareja, desayunas, comes (cuando la agenda lo permite) y tal vez, duermes con él, sabemos que nadie es perfecto y conocemos de qué pie cojea nuestro compañero de vida, probablemente sea impuntual, deshonesto, poco organizado, demasiado exigente, limpio o muy comprometido, a sabiendas de eso, ¿le darías un puesto de gran responsabilidad en tu empresa?

A pesar de que actualmente las mujeres seguimos viviendo reveses en el terreno profesional, de que continuamos luchando por conseguir una paridad con el salario que reciben los hombres que desempeñan la misma labor que nosotras, las emprendedoras están demostrando que no solo nos sentimos bien llevando nuestros propios negocios sino que el tener a nuestra pareja trabajando para nuestra empresa es algo sumamente grato.

#IMG|1|350×450|¿Contratarías a tu pareja?|cen|pie#

De acuerdo a un artículo del Deccan Herald las parejas tienen que encontrar formas para trabajar juntos en casa y diferenciar la relación jerárquica de negocios que mantienen en el trabajo, es fundamental que ambos tengan claro que aunque la empresa sea de ella, sus esfuerzos comunes se traducirán en un beneficio total en la economía familiar.

Si decides contratar a tu pareja debes tomar en cuenta que tienes que reconocer su esfuerzo de una manera justa (sobretodo teniendo en cuenta que los hombres son extremadamente sensibles en cuanto a ego se refiere).

#IMG|2|350×450|Los hombres son más competitivos mientras que las mujeres trabajamos mejor en equipo|cen|pie#

Algunos consejeros de pareja como Laura Colin, autora del libro ‘Family Inc.’ advierten que el contratar a tu pareja puede ser todo un reto ya que hombres y mujeres pensamos diferente, ya que ellos (por cuestiones de testosterona) tienden más a dominar y querer llevarse el crédito, mientras que nosotras nos orientamos más hacia los objetivos por lo que podemos trabajar en equipo en pos de lo que queremos.

CNN publicó unos consejos interesantes para aquellas (que después de evaluar concienzudamente las características profesionales de su pareja) decidan contratarlo en su empresa:

1) Los compañeros de trabajo no todo el tiempo nos caen bien, lo mismo pasará con la pareja así es que hay que estar preparados para respetar espacios y tiempos.
2) Comunícate y deja claro qué es lo que está pasando, no dejes que un pequeño problema se transforme en un gigante.
3) Asegúrate de que cada uno tenga los roles bien definidos, por ejemplo, uno se encarga de las relaciones públicas y el otro de la administración.

#IMG|3|350×450|La pareja no adivina, así es que dile lo que pasa|cen|pie#

4) Define qué responsabilidades pueden ser compartidas, como contratar o despedir al personal.
5) No tengas pleitos enfrente de los empleados.
6) No hagas del negocio el centro de sus vidas.

¿Cómo sé si mi pareja y yo podemos empezar una relación laboral juntos?

Debes tomar en cuenta diversos factores, primero su actitud en relación al trabajo, su trayectoria profesional, pero debes ser lo más honesta y objetiva posible, preguntarle si estaría interesado en trabajar para ti y considerar desde un principio, que su forma de trabajar puede ser muy diferente a la tuya.

#IMG|4|350×450|Lo ideal es comenzar con proyectos temporales para determinar si es viable o no trabajar juntos a jornada completa|cen|pie#

Aunque hablamos de mujeres emprendedoras en algunas latitudes la realidad es que existe un número elevado de mujeres que ‘piden permiso’ a sus parejas para poder trabajar, de acuerdo a un estudio realizado por el Observatorio de Género y Pobreza (OGP), en México el 62% de las mujeres tienen que pedirle permiso a su pareja para trabajar. esperemos que esta realidad cambie y se ajuste a los nuevos tiempos que vivimos en donde la autorrealización personal y profesional es un derecho de todos más allá del género.

Por lo pronto evalúa muy bien a tu candidato, no sólo para emprender un proyecto profesional, si no también para el más importante: Tu proyecto de Vida.

Ver Más…

Las fantasías e indiscreciones sexuales de las famosas… ¡Al descubierto!

Los biorritmos del amor… ¡Descubre los mejores días para el amor, para no salir de casa…!

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

1 Comentario

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *