Consejos para las rebajas ¡No te vuelvas loca!

Las rebajas están a la vuelta de la esquina (en algunas ciudades han empezado ya) y todos estamos haciendo listas mentales de lo que nos queremos comprar a precios un poco más bajos. Pero conviene tener cuidado para no acabar gastando más de lo que nuestro bolsillo se puede permitir.

Todos esperamos con ilusión las rebajas, especialmente en estos tiempos en los que la situación económica no es la más idílica. La oportunidad de conseguir los productos que queremos a precios reducidos nos produce alegría pero a la vez hay que ser cuidadosos, porque puede salirnos el tiro por la culata.

Las ansias por gastar (especialmente si llevamos tiempo teniendo que hd Porno HD Seks pornoSex izle pornoapretarnos el cinturón) y la falsa ilusión de los precios rebajados nos pueden conducir al derroche. En la mayoría de las ocasiones los descuentos son mínimos y el consumidor sigue sin poder permitirse el gasto, pero pese a todo compra por la ilusión del ahorro.

Antes de salir a las rebajas conviene seguir una serie de pasos para no acabar arrepintiéndonos al llegar a casa ¿O acaso no has vivido nunca el momento de sacar de las bolsas las prendas que te has comprado y arrepentirte? ¿Por qué pensaste que ese vestido de lycra morado con estampado de leopardo era lo que necesitabas? Pues por ansia, consumismo y la falsa ilusión de las rebajas.

Consejos para no perder la cabeza (ni el dinero) en las rebajas:

-La lista de la compra: como cuando vas al supermercado. Hazte una lista con las cosas que necesitas. Todo lo demás que veas y te quieras comprar, es puro capricho.

Compara precios: ¿Cuánto valía antes? ¿Te lo hubieses comprado por su precio original? ¿Y te compensa comprarlo por 1 euro menos? No te dejes llevar por el afán de gastar, porque muchas veces los descuentos son ridículos.

Pruébate la ropa: como cualquier día de compras normal. Sabemos que hay muchas colas e ir de tiendas en rebajas es una locura, pero si no te pruebas las cosas puedes acabar en tu casa con un montón de trapos.

Mira bien las prendas: que no tengan taras. Algunas tiendas pueden intentar deshacerse de stock sobrante y ropa con taras. Que no te engañen.

-Vete sólo con el dinero que puedas gastar: déjate la tarjeta de crédito en casa. Vete de compras con dinero en efectivo y solo con la cantidad que puedas permitirte gastar.

Imagen de «Adicta a las compras»

Autor: Carmen Lopez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *