Cómo llevarte bien con tu familia política, ¡no es tan difícil!

Si una cosa tenemos clara es que nosotras sí podemos escoger quien es y quien no es nuestra media naranja, pero a partir de aquí debemos aceptar y comprender que, con él, viene un pack detrás al que no podemos rechazar: su familia.

Las relaciones con la familia política no tienen porqué ser siempre malas, pero sí es verdad que en la mayoría de los casos suelen ser complicadas, cuando no conflictivas. Muchas veces estas discusiones pueden acabar amenazando incluso la estabilidad y harmonía que hemos conseguido con nuestra pareja, pero… ¿Cómo encontrar un equilibrio?

Para evitar desavenencias hay que procurar aceptar la familia del otro en vez de intentar cambiarla o que él no le haga caso. Si le haces escoger o posicionarse tienes muchos números de acabar siendo rechazada, ¡que de madre solo hay una! Así que mejor crear un buen ambiente, eso sí, poniendo y respetando unos límites.

A continuación nosotras te damos algunos consejos para llevarte bien o mejor con su familia. ¡No te los pierdas!

Autor: Laura Casals

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *