Cómo ligarse a un “hippie”

Te gusta su pelo largo, sus camisas de flores, sus pantalones de campana y sus ganas de cambiar el mundo a base de paz y amor. Si te has enamorado de un hippie la verdad es que te lo tendrías que hacer mirar, pero ya que el amor es así de imprevisible te damos las claves para que caiga rendido en tus brazos (solidarios, por supuesto).

Los hippies son bastante fáciles de reconocer: suelen llevar el pelo largo y un poco descuidado, camisas de flores o camisetas desteñidas con lejía, pantalones de campana o en su defecto tipo “Tai” y la mayoría de las veces, tienen la mirada perdida y una sonrisa en la cara. Si el tío que te gusta se ajusta a esta descripción no hay duda: te has enamorado de un hippie comeflores.

Para conquistarle lo que tienes que hacer es llegar a su corazón solidario y altruista, compartir sus preocupaciones por la sociedad, luchar contra la globalización y acompañarle a sus sentadas pacifistas en dónde protesta de manera no-violenta por cualquiera de las múltiples causas que apoya. Si quieres ganar puntos extra, hazte vegetariana y adopta a un perro de la perrera, así demostrarás tu amor por los animales y tu carácter solidario (no te compras un perro, lo adoptas salvándole de un destino cruel).

Hay otro tema importante a tener en cuenta en tu labor conquistadora: la música. Los hippies gustan de tocar la guitarra allí a dónde van, deleitando al público con clásicos de la canción protesta y otras canciones con mensaje. Su exquisito oído musical también se estremece de placer con la música étnica o de fusión. Hazte con unos timbales y acompáñale en sus momentos musicales, llegaréis al nirvana juntos.

En la siguiente galería te damos algunos consejos para que no falles en tu proyecto de enamoramiento del hippie ¡Paz!

Imagen de “Casi famosos”

Autor: Carmen Lopez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *