Cómo consiguió Kylie Jenner ser una empresaria

 

Kylie Jenner: una empresaria billonaria, ¿cómo?

 

Que las Kardashian son unas influencers de auténtico éxito, y se ha convertido en business women no es nada del otro mundo.

Al menos no es nada que no supiéramos ya.

Sin embargo, hoy nos vamos a centrar en otra facción de la familia, que es la Jenner, y de manera más concreta, en la más joven del clan: Kylie.

 

¿Cómo consiguió convertirse en billonaria, aparentemente de la noche a la mañana?

 

Una familia adinerada.

No es ningún secreto que el dinero ayuda, y que el dinero llama al dinero, es algo que tenemos que asumir.

Por una parte, es conveniente recordar que la familia de las Kardashian no empezó a forrarse con el reality y las redes sociales, sino que ya formaban parte de círculos adinerados y con prestigio en California.

 

 

 

 

Una familia muy famosa.

Ser hermana de Kim Kardashian no es baladí, y desde luego la fama de la mujer de Kanye West ha ayudado a Kylie a ser conocida, al menos en sus más profundos inicios.

El hecho de relacionar su empresa de maquillaje con la fama internacional de sus hermanas Kardashian, y en concreto, con Kim, ha hecho que los millones -y los billones- de dólares aumentasen y mucho.

 

 

 

Visión de negocio.

Pero no podemos quitarle todo el mérito.

Una buena visión de negocio es lo que ha conseguido Kylie.

Impidiendo que la propia Kim le hiciese sombra con su siguiente línea de cosméticos, ya que se dirige a un nicho de mercado muy concreto.

 

Redes sociales como arma.

Los pintalabios, iluminadores y sombras de ojos se han vendido solos gracias a una buena estrategia online que el equipo de Kylie realiza en redes sociales.

Imágenes cuidadosamente seleccionadas que dan ganas de comprar.

 

 

 

Poca aparición.

Aunque está claro que la exposición es la máxima de la familia, Kylie se prodiga poco tanto en stories o snapchat como en el reality familiar.

Algo que ha hecho que su rol como empresaria sea aún más creíble.

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *